SE ESPERA QUE EN 2022 COMIENCEN LAS OBRAS

El nuevo parque de bomberos de Guadalajara se ubicará entre la Avenida de Francia y la de Aragón

La licitación para la redacción del proyecto del nuevo Parque de Bomberos de Guadalajara se publicará este miércoles, y a partir de ese momento arrancará el plazo para la presentación de ofertas con el objetivo de que para el año 2022 puedan comenzar las obras.

Así lo ha apuntado el alcalde de la capital alcarreña, Alberto Rojo, durante la visita realizada precisamente a las mejoras que se están realizando en las actuales dependencias, situadas en la parte trasera de la Estación de Autobuses de la capital, donde ha recordado una inversión hasta ahora de 550.000 euros tanto en actuaciones de acondicionamiento de las instalaciones como en el nuevo camión autobomba y en la propia licitación.

Acompañado de la segunda teniente de alcalde, Sara Simón, y de la concejal de Seguridad, Pilar Sánchez, el alcalde ha dicho que el proyecto del nuevo parque, con un coste de 90.000 euros, se realizará en un plazo de entre seis y ocho meses, con la intención de que para el verano ya esté concluido y que se pueda iniciar toda la tramitación para la licitación de la obra.

Según Rojo, será una instalación "moderna", que se ubicará entre la Avenida de Francia y la de Aragón, una ubicación que ha calificado de "estratégica", al estar ubicada en un punto con "buenas circunvalaciones" para poder llegar desde ahí a cualquier lugar de la ciudad.

"Es una apuesta que tenemos como ciudad dado que las instalaciones actuales no son propias del siglo XXI y es algo que se lleva mucho tiempo demandando", ha afirmado el regidor, convencido de que es una "necesidad" para Guadalajara y para el cuerpo de bomberos.

De igual modo, mientras el nuevo parque se pone en marcha, se han renovado los aseos del actual "en su integridad", se ha comprado una vitrocerámica y un frigorífico para que lo usen en las guardias, nuevos colchones, un sofá, se han puesto en marcha nuevas zonas de vestuario con taquillas, aire acondicionado y se han cambiado los luminosos de los vehículos a color azul, como marca la normativa.

También se ha mejorado la megafonía exterior y se ha creado una nueva zona para dejar las ropa tras las intervenciones, algo que, si cabe, todavía tiene más sentido en estos tiempos de pandemia, ha precisado el alcalde.

Nueva autobomba

Sobre la nueva autobomba que se ha adquirido, el regidor ha recordado el coste de 360.000 euros que ha supuesto este vehículo, que, según ha dicho, habrá que montar ahora pieza a pieza, esperando que en torno al verano el cuerpo de bomberos pueda disponer de ésta.

En todo caso, Rojo ha avanzado que es una inversión muy necesaria para la ciudad ya que este vehículo permitirá a los bomberos realizar su trabajo "con mayor dignidad" pero también que los vecinos tengan mejor servicio en caso de cualquier incidencia.

Rojo ha dado las gracias a los bomberos y ha recordado como, antes de ser alcalde, ya se había dado cuenta de las carencias que registraba el Parque de Bomberos y se marcó como prioridad dignificar sus actuales instalaciones.

Cuando el cuerpo de bomberos se traslade a la nueva ubicación, las actuales dependencias se integrarán en el servicio de movilidad del transporte por autobús de la ciudad.

Por último, respecto al personal del cuerpo, el regidor ha señalado que entre 2019 y 2020 se van a jubilar casi un 15 % de la plantilla del Ayuntamiento y, aunque ha lamentado que en los últimos años no se haya hecho una previsión para que esta "descapitalización" no hubiera sido tan "abrupta", ha afirmado que están intentando revertir la situación.

En este sentido, ha vuelto a recordar la próxima incorporación al parque 17 nuevos efectivos, cinco de ellos, próximamente.

Compartir