LOS POPULARES SE DEJAN LA MITAD DE SUS DIPUTADOS Y CASI LA MITAD DE LOS VOTOS

El PP se desploma en Castilla-La Mancha, aunque Paco Núñez espera mejorar los resultados el 26 de mayo

Paco Núñez, esta noche electoral junto a Carolina Agudo y José Julián Gregorio
Paco Núñez, esta noche electoral junto a Carolina Agudo y José Julián Gregorio

El Partido Popular ha perdido la mitad de escaños conseguidos en las elecciones de junio de 2016, dejándose más de 200.000 votos, ya que en aquella ocasión cosechó 475.911 sufragios y ahora apenas ha conseguido 270.000.

Con estos resultados, Vicente Tirado y Carmen Riolobos en Toledo, Rafael Catalá por Cuenca, Silvia Valmaña por Guadalajara, Rosa Romero en Ciudad Real y Carmen Navarro por Albacete serán los parlamentarios populares que representen a Castilla-La Mancha en la Cámara Baja.

El Partido Popular había ganado sucesivamente todos los envites electorales desde 1993 con bastante diferencia, pero en esta ocasión se queda relegado a ser la segunda fuerza política en las cinco provincias de Castilla-La Mancha.

Núñez entra en clave autonómica

 El PP de Castilla-La Mancha ha felicitado al PSOE por su victoria en estas elecciones generales y ha asegurado que, a partir de este lunes, se pondrá "en clave autonómica y municipal" para lograr "los mejores resultados" en los comicios del 26 de mayo.

Así lo ha señalado en rueda de prensa el presidente del partido en la región y candidato a la Presidencia de la Junta, Paco Núñez, quien ha analizado los resultados obtenidos por esta formación política que, con el cien por ciento del voto escrutado en la comunidad autónoma, dejan al PP con seis escaños por Castilla-La Mancha, la mitad que en las elecciones de 2016.

Caras serias en la Ronda de Buenavista en la capital regional, desde donde los 'populares' castellano-manchegos han seguido el escrutinio en una noche electoral en la que se han acercado a la sede más periodistas que militantes.

Núñez, que ha retrasado su comparecencia hasta después de la intervención del líder nacional, Pablo Casado, ha recordado que el PP ya había avisado durante la campaña electoral de que la división del voto del centro-derecha podía beneficiar a la izquierda y ha añadido que este domingo "se ha demostrado que aquella advertencia era una realidad".

Voto dividido

El presidente del PP castellano-manchego ha insistido en que la fragmentación del voto ha provocado que Pedro Sánchez vaya a ser presidente del Gobierno de España y ha reconocido que los resultados "no son buenos", ni en el conjunto de España ni en la región.

Si bien, ha agradecido su apoyo a los más de 260.000 votantes que han apostado por las candidaturas del PP en las cinco provincias y a los interventores y apoderados "que han dado la cara" bajo las siglas de este partido en los colegios electorales.

Asimismo, ha detallado que esta formación ha obtenido el 22,68 por ciento de los votos en Castilla-La Mancha, seis puntos por encima de la media nacional, por lo que se ha convertido en "una de las comunidades autónomas con más porcentaje de voto dentro de la candidatura del PP".

Núñez ha felicitado al PSOE por la victoria y ha agregado que, a partir de este lunes, el PP regional entrará "en clave autonómica y municipal" y se pondrá a trabajar para conseguir "los mejores resultados" el 26 de mayo.

Mejorar en mayo

A preguntas de los periodistas sobre si teme que estos resultados se puedan trasladar a Castilla-La Mancha el 26M, el líder de los populares en la región se ha mostrado convencido de que los resultados de las elecciones municipales van a ser "mucho mejores" y de que el autonómico también "va a ser bueno".

Preguntado también acerca de casos como el de Albacete capital, donde el PP deja de ser segunda fuerza política, Núñez ha hecho hincapié en que este partido es la segunda fuerza en las cinco provincias y en la región y ha dicho que este lunes se van a reunir los órganos del partido y las candidaturas a las Cortes regionales porque, a partir de mañana, el PP se va a poner "en clave municipal y autonómica". 

COMPARTIR: