15 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

LOS LÍDERES REGIONALES, EN CLAVE ELECTORAL

Las encuestas que maneja Page ponen a Vox a las puertas de las Cortes de Castilla-La Mancha y Núñez no descarta un pacto

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado este jueves que, según las encuestas que maneja, Vox conseguiría un 8 por ciento de los votos en las próximas elecciones autonómicas de mayo de 2019. De confirmarse ese resultado, el partido derechista se  quedaría a las puertas del Parlamento autonómico. En los comicios del 2015, Podemos sacó 2 escaños con el 9,7 por ciento de lo votos y Ciudadanos se quedó fuera de las Cortes con el 8,6 por ciento.

Preguntado por las elecciones andaluzas en sendas entrevistas en la Cadena Ser y 'El Programa de Ana Rosa' en Telecinco, García-Page ha admitido que "nunca sabe uno por dónde van a salir las cosas", aunque en el caso de Andalucía hubo "factores de todo tipo" entre los que se coló el independentismo, más que la gestión de Pedro Sánchez.

"Había el convencimiento unánime de que Susana iba a seguir siendo presidenta" y cuando se da por hecho que alguien va a salir la gente se queda en casa, ha argumentado, a lo que hay que sumar que "nadie previó que Vox pudiera sacar doce diputados".

Por su parte, el presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, se ha pronunciado sobre si pactaría con Vox en caso de ser necesario para gobernar en la región, ante lo que ha dicho que su partido hablará con cualquier formación política que "esté con la Constitución y defienda la unidad de España". Así lo ha asegurado durante un desayuno informativo organizado por El Digital de Albacete, donde en todo caso ha aseverado que la verdadera coalición con la que él quiere gobernar es "con la ciudadanía de Castilla-La Mancha".

Según ha dicho, lo que tiene que hacer el PP ahora es "ser atractivo para el votante de centro derecha al que siempre ha representado" para que "se sienta cómodo". "El votante de centro derecha tiene que ver en el PP a un aliado aunque haya votado a otra opción. Tiene que creer que lo práctico es el PP, que es quien puede mejorar su protección social", ha enfatizado.

Page no descarta la aplicación del artículo 155

Precisamente sobre el independentismo, García-Page ha dicho que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le ha dejado "muy claro" que si tiene que aplicar el artículo 155 en Cataluña lo hará, "y probablemente con más contundencia que el Gobierno del PP".

En todo caso, el líder de los socialistas castellano-manchegos ha asegurado que no es partidario de hablar "tanto" sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución y ha respaldado que quien debe tomar la iniciativa es el Gobierno "y los demás apoyar" aunque también ha apuntado que, a su juicio, "hoy no se dan condiciones" jurídicas para aplicar el 155 y, en todo caso, el Gobierno debe utilizar "la cabeza y el sentido jurídico".

García-Page ha advertido de que "manosear" permanentemente este asunto beneficia "a los más radicales del independentismo" y ha defendido que en el PSOE "la inmensa mayoría de la gente" se cierra en la defensa de la unidad de España.

A este respecto, ha subrayado que "si alguien tiene interés en defender hoy la unidad de España tendría que ser la izquierda", por lo que ha subrayado que se rebela contra quienes piensan "que la derecha defiende a España y la izquierda, poco más o menos, es un partido que está dispuesto a echar España por la borda" ya que es "todo lo contrario".

Previsión de elecciones para otoño

Respecto a la convocatoria de elecciones generales, García-Page ha opinado que serán en otoño y ha reflexionado que "lo que me parece muy inconveniente" es que en los próximos comicios autonómicos en Castilla-La Mancha en vez de hablar sobre la gestión realizada se hable del independentismo, como ha ocurrido, a su juicio, en las elecciones de Andalucía, donde "evidentemente se ha colado el independentismo, no hay ninguna duda" ha afirmado.

"Es muy complicado negociar un escenario presupuestario para el año 20, ya lo es para este. Y aguantar dos presupuesto prorrogados es muchísimo más complicado en términos de repercusión social y económica", ha añadido.

También ha manifestado que coincide "sustancialmente" con lo que ayer dijo el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, del "poco éxito" que ha tenido el Gobierno de Pedro Sánchez en su intento de rebajar los niveles de crispación con los independentistas.

Por último, sobre la polémica surgida las palabras de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, sobre que está a favor de prohibir la caza ha avisado al Ejecutivo central de que "si se plantea meterse en más jardines, me van a tener enfrente" y ha citado la máxima de Baltasar Gracián de lo imprudente que es "salir a buscar problemas".

COMPARTIR: