LA CUSTODIA PASA A SU TÍA PATERNA

Desgarradora situación de los dos hijos de la mujer asesinada por su marido en La Puebla de Almoradiel

El tremendo y espeluznante caso del crimen machista de Liliana M., el pasado mes de enero en la localidad toledana de La Puebla de Almoradiel, ha sorprendido ahora a todos con una decisión judicial de gran importancia, aunque es provisional y evaluable. Según el Juzgado número uno de Quintanar de la Orden, los dos hijos de la mujer asesinada presuntamente por su marido quedan bajo custodia de su tía paterna, una decisión sobre la que ya se ha producido una primera reacción del Gobierno de Castilla-La Mancha.

Los dos hijos de Liliana M., la mujer presuntamente asesinada por su marido el pasado 22 de enero en la localidad toledana de La Puebla de Almoradiel, permanecerán provisionalmente bajo la tutela legal de su tía paterna y dejarán de estar bajo la guarda de las dos vecinas del municipio que se hicieron responsables de los menores desde que sucedieron los hechos.

Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha a Europa Press, este miércoles se ha celebrado en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número Uno de Quintanar de la Orden, encargado del procedimiento por esta muerte por violencia de género, una comparecencia dentro de dicho procedimiento para resolver la situación de los dos menores, que estaban en situación de desamparo desde el momento de los hechos.

En dicha comparecencia se ha escuchado a los propios menores, que han sido explorados por el Ministerio Fiscal y por la jueza instructora; a Bienestar Social, que ha hecho un seguimiento de la tía carnal de estos y ha realizado un informe de idoneidad sobre la misma; y a las dos vecinas bajo cuya guarda se encontraban provisionalmente los dos menores.

A la vista de dicho informe de idoneidad, en el que Bienestar Social se mostraba a favor de que los menores queden provisionalmente bajo la tutela de la tía carnal, se ha dictado un auto por parte del Juzgado en el que se atribuye a esta la tutela legal de los dos hijos. Esta tutela es provisional y se mantendrá hasta que finalice el procedimiento penal.

Los hechos

Un hombre fue detenido la madrugada del pasado 22 de enero después de matar supuestamente a su pareja, una mujer de 43 años, en presencia de sus dos hijos. El ataque se produjo en torno a las 00.24 horas en la casa de la pareja, situada en la calle Viriato del municipio toledano. Allí, Liliana M., de 43 años, falleció tras una agresión de su pareja sin que los efectivos sanitarios pudieran hacer nada.

El presunto asesino fue quien llamó a los servicios de emergencias del 112 en Castilla-La Mancha para informar del suceso, tal y como informó el delegado del Gobierno en la región, Francisco Tierraseca, que explicó que fueron tres puñaladas con un cuchillo las que causaron la muerte de la mujer.

La directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Pilar Callado, ha precisado este jueves que la decisión adoptada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número Uno de Quintanar de la Orden de que los dos hijos de la mujer presuntamente asesinada por su marido el pasado 22 de enero en la localidad toledana de La Puebla de Almoradiel permanezcan bajo la tutela legal de su tía es "provisional y evaluable". "Por lo tanto debemos esperar y queremos confiar en la justicia", ha añadido.

De este modo ha reaccionado Callado, preguntada por el resultado de la comparecencia celebrada este pasado miércoles en dicho juzgado para decidir sobre los dos huérfanos, que han estado bajo la guarda de dos vecinas que se hicieron responsables de los menores desde que sucedieron los hechos.

Un caso desgarrador

"Es un caso desgarrador que vivimos en primera persona. Me parte el corazón que los niños puedan estar sufriendo. Desde luego hay que aclarar que no es una decisión política, sino judicial, pero desde luego confiamos en los profesionales que tienen como principal objetivo velar por el bienestar de los menores y que no queden desamparados", ha defendido la responsable del Instituto de la Mujer castellanomanchego.

"Tenemos la seguridad de que los servicios de menores van a estar encima de este caso, para protegerlos y conseguir lo mejor para ellos. Y por parte del Instituto de la Mujer vamos a seguir dando a estos menores la asistencia psicológica que se les ofrece desde el primer día", ha añadido.

De igual modo, Callado ha recordado que el Gobierno regional dispone de una línea de ayudas para huérfanos por violencia de género, "destinadas precisamente a las niñas y los niños que han perdido a su madre porque ha sido asesinada por su padre o por la pareja de la misma".

Compartir
Update CMP