RASPEIG

Inspección de Trabajo toma cartas con una contrata administrativa que no cumple en Toledo

Imagen de recuros
Imagen de recuros

CCOO de Castilla-La Mancha ha afirmado que la Inspección de Trabajo ha extendido sendas actas de infracción muy grave contra la empresa de Limpieza Raspeig por impagos continuados durante más de un año a todas sus trabajadoras de la provincia de Toledo, cerca de 200 personas en total.

Según ha informado el sindicato en nota de prensa, tras las denuncias planteadas el pasado mes de enero por CCOO, la Inspección ha confirmado que Raspeig no cumplió "en absoluto" con el abono de las nóminas en el plazo fijado en el convenio colectivo "en ninguna de mensualidades analizadas por el actuante", desde enero de 2018 a enero de 2019, "excepto en el mes de junio de 2018". Por ello, el inspector actuante califica esta infracción de "muy grave". Las actas analizan la actuación de Raspeig en todas las contratas que tenía esta empresa con la Junta, algunas de las cuales ha perdido ya.

En concreto, Raspeig ya no tiene la limpieza de los institutos de buena parte de la provincia de Toledo y ha perdido también la contrata de la limpieza de las sedes del Sescam y de las consejerías de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural y Educación, Cultura y Deportes. En todos los casos, según CCOO, la empresa "se fue dejando sin pagar a las trabajadoras ni la liquidación correspondiente, ni la paga extra de Navidad, ni la paga de beneficios".

"Raspeig sí conserva la contrata de la limpieza de las Oficinas Comarcales Agrarias (OCAS) de la consejería de Agricultura en la provincia de Toledo. Las trabajadoras que realizan este servicio llevan todo este año sin cobrar ni una sola nómina", ha añadido el sindicato.

También mantiene Raspeig la limpieza de la Biblioteca regional del Alcázar de Toledo y del edificio que alberga las sedes de las consejerías de Bienestar Social y Sanidad. Las personas que prestan estos servicios sí vienen cobrando sus nóminas "pero con mes o mes y medio de retraso".

"Hemos hecho llegar estas actas de la Inspección a la Diputación de Toledo, que tiene adjudicada a Netalia, una empresa del grupo Raspeig, la limpieza de la Residencia san José, aunque la adjudicación está de momento paralizada a la espera de la resolución del recurso que interpusimos ante el Tribunal Central de Recursos Administrativos", ha explicado el responsable de CCOO-Construcción y Servicios en Toledo, José Luis Cerro.

"Queremos recordar a la Diputación que Netalia fue creada por el dueño de Raspeig a nombre de su hijo para tener un NIF alternativo con el que pujar por contratas públicas después de que Raspeig acumulara enormes deudas salariales y provocara movilizaciones y huelgas por todo el país, incluida Castilla-La Mancha, evidenciando su insolvencia y arruinando así su reputación. Desde entonces, el padre sustituyó al hijo como administrador único de Netalia", ha continuado Cerro.

El responsable de CCOO-Construcción y Servicios en la provincia toledana ha insistido en que "Netalia es Raspeig con otro nombre" y ha explicado que "ya con la marca 'Netalia'", el propietario del grupo Raspeig se hizo a finales del pasado año con la limpieza del Instituto Nacional de la Seguridad Social en Toledo. "De las seis trabajadoras que hacen este servicio, hay dos que todavía no han cobrado el mes de enero y febrero no lo ha cobrado ninguna. La insolvencia económica y financiera del propietario y administrador de ambas empresas es exactamente la misma. Pedimos a la Diputación que lo tenga en cuenta", ha añadido.

"Las trabajadoras que limpian la Residencia San José están aterrorizadas ante la posibilidad de que la Diputación las ponga en manos de una empresa incumplidora. Por todo lo que se sabe, es más que previsible que Netalia no pueda pagar las nóminas a las trabajadoras", ha manifestado.

"Esto es la crónica de un impago anunciado. Resulta increíble que los responsables de la Diputación no encuentren la forma de evitarlo. Les pedimos que se reúnan con el sindicato y con las trabajadoras para saber qué está ocurriendo, qué piensan hacer para impedir la llegada de Netalia, cómo se va garantizar a estas treinta mujeres que todos los meses cobrarán por su trabajo", ha concluido José Luis Cerro.

COMPARTIR: