CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN A LA GESTIÓN EDUCATIVA

Intenso debate y cruce de acusaciones en las Cortes sobre la vuelta al cole en Castilla-La Mancha

Rosana Rodríguez, consejera de Educación de Castilla-La Mancha, este jueves en el Pleno de las Cortes Rosana Rodríguez, consejera de Educación de Castilla-La Mancha, este jueves en el Pleno de las Cortes

Los grupos de Cs y PP en las Cortes han acusado este jueves al Gobierno de Castilla-La Mancha de improvisación a la hora de preparar el inicio del curso escolar, si bien el grupo socialista en el Parlamento ha defendido que la vuelta a las aulas en la región se ha producido con normalidad gracias a las medidas puestas en marcha, "a pesar del alarmismo" de la oposición.

Los grupos parlamentarios han analizado, en el pleno de las Cortes celebrado este jueves, la vuelta a las aulas con motivo de un debate general solicitado por los populares para abordar las medidas anti COVID adoptadas por el Gobierno de Castilla-La Mancha ante el inicio del curso escolar 2020-2021.

Como consecuencia del debate, la cámara ha aprobado, con el voto del PSOE y Cs y el rechazo del PP, la propuesta de resolución socialista que ha planteado asegurar las medidas organizativas de distancia, realizar contrataciones de personal docente necesarias para asegurar el buen funcionamiento de los centros y atender los nuevos agrupamientos y desarrollar el plan de refuerzo educativo desde el inicio de curso.

En cambio, no ha prosperado la iniciativa del PP, que ha tenido el apoyo de Cs pero el rechazo de la mayoría del PSOE, que planteaba contratar personal de enfermería en los centros, implementar medidas para salvar la brecha digital, reforzar la figura del delegado de prevención de riesgos laborales, prever una adecuada redistribución de espacios para que los alumnos puedan acudir con garantías a clase o reorganizar rutas escolares en aquellos casos en que los autobuses vayan a más del 75 por ciento de su capacidad.

Tampoco ha salido adelante la propuesta de Cs, que ha contado con el apoyo del PP y ha sido rechazada con el voto del PSOE, y que planteaba que se publique la incidencia de la COVID-19 en todos los centros educativos de la región, que el Gobierno central coordine con las comunidades autónomas un estudio de seroprevalencia del alumnado y el profesorado y que se acuerde el criterio para cerrar centros educativos en caso de que se detecten brotes entre el alumnado.

La consejera de Educación de Castilla-La Mancha, Rosa Ana Rodríguez, ha tomado la palabra en este punto para incidir en que este miércoles se ha vivido un inicio de curso "totalmente exitoso", "óptimo, tranquilo y lo más normalizado" posible "adaptado a esta nueva realidad", y ha considerado que fue "un día normal, coherente, alejado del caos y de la inoperatividad" que la oposición denuncia, ha apuntado.

Y ha subrayado que ello ha sido posible gracias a las medidas puestas en marcha y que comenzaron a estudiar antes incluso de que acabara el curso escolar 2019-2020, pues ha aseverado que "un principio de curso no se improvisa en una semana", sino que "lleva mucho trabajo y éste, que es diferente, requiere una gran preparación".

Medidas tomadas

Así, ha abordado las medidas puestas en marcha, como la contratación de más docentes interinos que han permitido 500 desdobles de unidades, y que han supuesto que en Castilla-La Mancha, la ratio de Primaria esté en la práctica en 15,8 alumnos por aula, en Secundaria en 22 y en Bachillerato, en 21.

Por otro lado, ha lamentado el vídeo que ha circulado estos días en redes sociales en el que se cuestiona la calidad de las mascarillas repartidas a docentes y alumnado por parte de la Consejería de Educación y ha resaltado que cumplen con diversas normas de calidad y ha pedido "tener cuidado" para no generar alarma con esta cuestión.

Asimismo, ha afirmado que el material de prevención ha llegado a todos los centros educativos, y particularmente se ha detenido en el colegio rural de Fuentelespino de Haro (Cuenca), cuyo alcalde es el diputado del PP, Benjamín Prieto.

En este punto, ha confirmado que la escuela rural de este municipio conquense -que lleva cerrada desde 2014- podrá reabrir sus puertas en los próximos días, a pesar de que según ha desvelado, se solicitó el 28 de agosto.

Rodríguez ha resumido que este miércoles fue "un momento decisivo" y ha agradecido el "ejemplo increíble" que dio el alumnado, porque "se han mostrado como ciudadanos de primera" y "han respetado las normas" puestas en marcha.

Desconcierto ciudadano

Por su parte, el diputado del PP en las Cortes Benjamín Prieto, que ha celebrado que la reapertura de la escuela de su pueblo es "lo mejor que le podía pasar" a la localidad, ha defendido la educación presencial, pero ha advertido de que ello solo será posible si la vuelta a las aulas se produce con garantías.

Y es que, a su entender, "el inicio del curso está saliendo por la implicación de los docentes" y ha sostenido que los ciudadanos están "desconcertados" por la situación.

Por ello, el PP ha propuesto una serie de medidas que han plasmado en una propuesta de resolución, en la que se pide contratar personal de enfermería en los centros, implementar medidas para salvar la brecha digital, reforzar la figura del delegado de prevención de riesgos laborales, prever una adecuada redistribución de espacios para que los alumnos puedan acudir con garantías a clase o reorganizar rutas escolares en aquellos casos en que los autobuses vayan a más del 75 por ciento de su capacidad.

Pésima gestión

También la portavoz de Cs en las Cortes, Carmen Picazo, ha denunciado la "pésima gestión" del Gobierno regional, al que ha acusado de "arrogancia, soberbia y falta de liderazgo" en la toma de decisiones y le ha aconsejado que "pregunten a los padres si están tranquilos".

"Hay descoordinación. Eso sí es una bomba radioactiva vírica", ha espetado Picazo, en alusión a las palabras que pronunció el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, sobre la situación de la Comunidad de Madrid ante la COVID-19.

Entre las propuestas de Cs, se encuentran que se publique la incidencia de la COVID-19 en todos los centros educativos de la región, que el Gobierno central coordine con las comunidades autónomas un estudio de seroprevalencia del alumnado y el profesorado y que se acuerde el criterio para cerrar centros educativos en caso de que se detecten brotes entre el alumnado.

En tiempo y forma

Sin embargo, la diputada del PSOE en las Cortes Diana López ha lamentado la "campaña del miedo" que a su entender han puesto en marcha "el PP y a veces s une Cs" y ha tachado de "irresponsable, poco ético y muy cruel" generar "pánico" y también "confusión" ante la vuelta a las aulas y ha defendido que el Gobierno regional "actúa con transparencia, con normalidad, en tiempo y forma".

Así, el PSOE ha propuesto asegurar las medidas organizativas de distancia, realizar contrataciones de personal docente necesarias para asegurar el buen funcionamiento de los centros y atender los nuevos agrupamientos y desarrollar el plan de refuerzo educativo desde el inicio de curso.

Compartir
Update CMP