CON EL VISTO BUENO DE PSOE, PP Y PODEMOS

Los empleados públicos de Castilla-La Mancha trabajarán menos tiempo desde el 1 de enero: vuelven las 35 horas semanales

Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado por unanimidad la proposición de ley presentada por el PSOE que permitirá que los 70.000 empleados públicos de la administración regional recuperen la jornada laboral semanal de 35 horas a partir del 1 de enero de 2019.

Esta proposición de ley, aprobada mediante el procedimiento de lectura única -que también ha logrado la unanimidad de la cámara-, modifica la ley de medidas complementarias para la aplicación del plan de garantías de los servicios sociales, aprobada en 2012, que recogía que la jornada laboral de los empleados públicos se establecía en las 37,5 horas semanales.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha agradecido al grupo socialista la presentación de esta proposición de ley, pues ha considerado que con su puesta en marcha se podrá recuperar un derecho de los empleados públicos, "una medida legítima" que además redunda en beneficio de los servicios públicos, pues mejorará la calidad de los mismos.



Además, ha resaltado que favorecerá la conciliación de la vida laboral y personal de los trabajadores y la creación de empleo, mediante la contratación de más empleados públicos.

Por su parte, el diputado del PSOE Fernando Mora ha recordado que fue el PP el que pidió que la jornada de 35 horas se declarase inconstitucional cuando la ex presidenta regional, María Dolores de Cospedal, "infringió un castigo inmerecido a los ciudadanos de Castilla-La Mancha, intentando blindar la jornada de 37 horas y media", aunque ha recibido el anuncio del apoyo del PP a la medida. "Más vale tarde que nunca" y "arrepentidos los quiere Dios", ha subrayado, no sin antes lamentar "dónde hemos tenido que llegar".

Mora ha recordado que las 35 horas era una medida que figuraba en el programa electoral del PSOE que entró en vigor el 1 de enero de 2016, aunque solo funcionó hasta el 3 de mayo de ese año, cuando el Tribunal Constitucional, a requerimiento del Gobierno de España, del PP, decidió que fuese declarada inconstitucional. Un derecho, ha añadido, con el que el PP "quiso utilizar a Castilla-La Mancha como cobaya" de los recortes que habría en la sociedad española después.

"Fuimos castigados con saña", ha rememorado, convencido de que los 'populares' "perdieron mucho crédito con esta media y otras muchas ante los empleados públicos y el conjunto de la ciudadanía". La modificación que presenta su grupo es "justa y necesaria", ha destacado, instando a que la realidad de la jornada laboral de 35 horas "sea factible" desde el 1 de enero de 2019. "Nos comprometimos y lo hacemos", ha subrayado.

El "apoyo crítico" de Podemos

De su lado, el portavoz de Podemos en las Cortes regionales, David Llorente, ha avanzado su apoyo "crítico" a la iniciativa para "no regalarle a nadie el argumento" de que no pudo aprobarse con su rechazo, aunque ha apremiado al Gobierno regional a que "inicie negociaciones con los sindicatos" para ver la aplicación de esta medida, en torno a la que también ha habido "una inacción absoluta" del Gobierno de Emiliano García-Page desde aquel momento, al que ha reprobado que no hayan aplicado los "caminos viables" de otras regiones para poner en marcha las 35 horas.

Llorente, que ha situado este tema entre los asuntos políticos que se convierten en "armas arrojadizas" y en torno a los cuales hay "mucho ruido y pocas nueces", ha destacado que la sentencia del Tribunal Constitucional de septiembre de 2016 establece "de forma explícita e inequívoca" que la legislación del Estado prevalece sobre la de cualquier administración pública", y aunque no la comparten, sus efectos están ahí, preguntándose si habrá "plan b o c".

El PP lo considera una medida electoralista

Mientras, el portavoz del Grupo Popular en este debate, Paco Núñez, ha justificado su voto a favor, convencido de que "afortunadamente los empleados públicos disciernen" entre lo que es apoyar la función publica y adoptar medidas electoralistas, rechazando que este colectivo de la administración regional siga "siendo una moneda de cambio que quieran utilizar en función de cómo vienen los tiempos".

"Están ahora de correprisas trayendo una serie de promesas que hicieron a empleados públicos hace tres años y las han dejado hasta el final con carácter puramente electoralista", ha añadido Núñez, que ha confiado en que "ojalá" nadie recurra esta la nueva normativa, y ha demandado una "solución seria, coherente y formal" para los empleados públicos.

Además, ha aprovechado su intervención para preguntar al Ejecutivo cuándo van a presentar los presupuestos del año próximo, ya que eso "es lo que da la solución" a este tema, y ha adelantado que, si llega a ser presidente, va a crear una mesa de diálogo permanente con los sindicatos para aplicar mejoras para los empleados públicos desde el 1 de enero de 2020 gracias a los presupuestos que tendrán aprobados a finales de 2019.

 

En respuesta a los grupos parlamentarios, el consejero se ha dirigido a PP y Podemos, que se ponen "muy gallitos" pidiendo informes jurídicos para aplicar las 35 horas, cuando, a su juicio, lo que hubieran querido es que se hubiera aplicado esta medida de "tapadillo".

También ha aprovechado su intervención Ruiz Molina para echar en cara a Núñez que el PP haya sido el partido que "más" ha atacado a los empleados públicos en la región y, de cara a los presupuestos de 2019, le ha solicitado que hable con el líder del PP, Pablo Casado, para que deje de "boicotear" la senda de déficit que ha autorizado la Comisión Europea.

COMPARTIR: