ACTO INSTITUCIONAL

Page rechaza la "dinámica supremacista" que está surgiendo en el Día Mundial del Pueblo Gitano

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha rechazado "la dinámica supremacista que está naciendo en España" porque "los muros no solo se construyen frente a los de otros países". "Cuando alguien defiende que haya muros frente a los que vienen de fuera, termina levantándolos para los que viven dentro y no son como él", ha advertido.

Así se ha pronunciado García-Page durante el acto institucional con motivo del Día Internacional del Pueblo Gitano celebrado en el Palacio de Fuensalida, sede del Gobierno de Castilla-La Mancha, donde ha pedido estar vigilantes frente a este tipo de tesis y "tener mucho cuidado". "Ojo que esto ya nos ha pasado muchas veces en la historia. Tenemos que defender las raíces y la cultura, pero teniendo una mentalidad lo más diversa y plural posible".

Dicho esto, ha asegurado que hoy en la sociedad española se adivinan "síntomas peligrosos, afortunadamente minoritarios, de una sociedad que tiende a lo extremo y que tiende al conflicto cuando en realidad siempre nos ha ido bien desde lo contrario", ha apuntado.

Ha insistido en su argumentación asegurando que "cada uno puede pensar, opinar o votar lo que quiera", pero "lo que hay que tener muy claro es lo que no podemos permitir y es que se imponga la tesis de que un pueblo está por encima de otro y una cultura está por encima de otra como si las culturas no se mezclaran y no se influyeran unas a otras".

Igualmente, ha defendido que "el racismo es una forma de populismo y es una expresión de la supremacía de un pueblo o de una cultura que se cree superior a otra". "Hay que renegar y estar vigilantes porque esto no es un problema de modernidad", ha sentenciado el presidente castellano-manchego, quien ha dicho que el hecho de que "un pueblo se considere por encima de otro" ha provocado el 90 por ciento de las guerras en la historia de la humanidad.

Asimismo, García-Page ha insistido en que "el racismo es una de las peores expresiones del ser humano porque la cultura y la identidad de un pueblo nos identifica como sociedad que vive en comunidad" y ha rechazado una sociedad "donde cada uno vaya a lo suyo".

Para el presidente regional, "la diversidad es riqueza" y el que existan distintos idiomas en un mismo Estado "no es un problema". Igualmente, ha afirmado que "tampoco ya es una opción la diversidad" porque "hoy ya sabemos todos todo de todos". "Hoy hay que asumir que la diversidad es la única manera de entendernos en el planeta porque si no hay diversidad, lo que hay es uniformidad", es decir, "una cultura que obliga a otra".

Las raíces son determinantes

Ha continuado agregando que uno de los defectos de la gente joven de hoy es que "les cuesta identificar sus raíces" y las raíces de un pueblo y de una persona "son determinantes". "Lo mismo que para el pueblo gitano más que para cualquier otra cultura sus antepasados son más importantes que nada, uno de los grandes males que vemos en las culturas de hoy es como se desarraiga uno de sus antepasados", ha lamentado García-Page.

En contraposición a esto, ha dicho admirar al pueblo gitano por reconocer la autoridad de la experiencia y lo que hay detrás de padres, los abuelos y de los bisabuelos. "Es determinante saber de donde viene uno para saber adonde quiere ir", ha añadido.

García-Page, que ha entregado al vicepresidente del Consejo Regional del Pueblo Gitano, Jesús Cano, la espada de Alfonso X El Sabio, se ha comprometido a que la bandera del pueblo gitano presidirá los actos donde esté presente el colectivo gitano. Precisamente, esta enseña ha estado colocada este lunes a la derecha de la bandera española, donde habitualmente se coloca el estandarte de Castilla-La Mancha.

De su lado, la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha señalado que "hoy es un día grande" para conocer los valores y la cultura gitana, conocer su respeto a la familia y el respeto a las personas mayores, conocer su alegría y su música y su sentido de la libertad y el honor que le brindan a la palabra dada y la solidaridad con los miembros de su pueblo.

No obstante, ha admitido que aún queda mucho por hacer ya que "hay que seguir erradicando el racismo y el antigitanismo" y trabajar por una educación inclusiva y por que sea una cultura con igualdad de género, así como promover la participación, ha aseverado.

Por su parte, Samara Navarro, mediadora social gitana en la localidad de Valdepeñas (Ciudad Real), ha confiado en que la celebración de este día se siga haciendo año tras año y ha recordado que el 8 de abril recuerda el Primer Congreso Mundial romaní/gitano celebrado en Londres el 8 de abril de 1971 en el que se instituyó la bandera y el himno gitano.

María Santiago, en representación del Consejo Regional del Pueblo Gitano de Castilla-La Mancha, ha dicho que hoy el pueblo gitano celebra "la vida, la lucha y la pasión" de todo un pueblo "maltratado por la historia, perseguido y desconocido". "Un pueblo que hoy grita exigiendo igualdad, justicia y reconocimiento y ofreciendo sabiduría, arte y humildad".

Otros actos

También han celebrado actos con motivo del Día Internacional del Pueblo Gitano en Albacete, donde el alcalde, Manuel Serrano, ha reiterado su compromiso de seguir "empujando" la rueda que aparece en la bandera del pueblo gitano, junto a los colores azul y verde que representan el cielo y la tierra, para alcanzar "amplias cotas de progreso y una sociedad mejor entre todos" y además a hacerlo con "firmeza y determinación", ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Serrano durante su intervención en el acto organizado por la Fundación Secretariado Gitano en el Museo Municipal de la Cuchillería con motivo del Día Internacional del Pueblo Gitano, al que ha asistido acompañado por los concejales del equipo de Gobierno Municipal, María Gil y Juan Francisco Jerez; ha puesto en valor la importancia que la comunidad gitana tiene en las páginas de la historia, recordando que "hay casi 20 millones de personas de etnia gitana en el mundo, 12 millones en Europa y más de 750.000 en España".

En Valdepeñas, la bandera del pueblo gitano ha ondeado por primera vez, en la Plaza Constitución, en un acto promovido por la Federación Regional Gitana de Castilla-La Mancha, mientras que el Ayuntamiento de Cuenca iluminará esta noche las Casas Colgadas con los dos colores identificativos de la bandera del Pueblo Gitano, azul y verde, con motivo de la celebración del Día Internacional del Pueblo Gitano que se celebra el 8 de abril, han informado ambos consistorios en un comunicado.

COMPARTIR: