MUJER RURAL

La solución de Lola Merino para que "la España vaciada no se convierta en vacilada"

La presidenta nacional de Amfar, Lola Merino, ha puesto el acento en el protagonismo que deben adquirir las mujeres rurales en todas las políticas si se quiere garantizar el futuro del medio rural español y que "la España vaciada no se convierta en la España vacilada", durante su intervención en la asamblea general en Daimiel.

Merino ha analizado cuestiones como el emprendimiento, su papel ante la despoblación o su representatividad en el sector primario y la PAC. "En los últimos años se ha producido un notable incremento en la incorporación femenina a la actividad agraria, donde el 27% de la población activa española ya son mujeres. Además, representan un notable 37% del total de perceptores de las ayudas directas de la PAC y un total de 183 castellano-manchegas se han incorporado a la titularidad compartida del total de las 669 españolas bajo esta figura jurídica", ha afirmado.

Este encuentro de trabajo, organizado con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se conmemora el próximo 8 de Marzo, ha servido también para destacar la importancia de fijar la población centrando la mirada en las mujeres rurales, ha informado Amfar en nota de prensa.

Ha dicho Merino, que "la España rural se desangra demográficamente perdiendo cinco habitantes por hora, teniendo pueblos con más casas vacías que personas y ciudades con más personas que casas", añadiendo que para solventar este problema "es necesario un nuevo modelo de política fiscal y una reforma del marco actual que ofrezca incentivos para atraer de inversiones, facilitar el emprendimiento femenino y la creación de oportunidades laborales de la mano de las mujeres". De igual forma, a su juicio, "es necesario una mayor inversión en infraestructuras que frene la acumulación de trabajo no remunerado en las mujeres, como ya ocurre con el cuidado de personas dependientes".

En el sector agrario, Merino ha subrayado que seis de cada diez agricultores se jubilarán entre el 2020-2030 y se necesitan 20.000 incorporaciones para garantizar el relevo generacional. Para ello, Merino ha destacado la necesidad de que la nueva PAC incorpore la perspectiva de género, ya que esto supondría "aumentar el número de mujeres en el sector, mejorar su independencia económica, una mayor productividad agraria de las mujeres, un aumento del empleo femenino y acortar la brecha salarial entre mujeres y hombres".

El acto ha contado con la presencia de la presidenta local de Amfar Daimiel, Luisa Velázquez, de las concejales de la Mujer y de Participación Ciudadana, Alicia Loro y María del Prado García Carpintero, respectivamente, además del presidente local de Asaja, Ramón Ruiz de la Hermosa.

Compartir