TRÁGICO SUCESO EN EL CARPIO DE TAJO

Muere un hombre carbonizado y otras dos personas afectadas por el incendio de una nave de pollos en Toledo

Imagen de archivo del Hospital de Toledo
Imagen de archivo del Hospital de Toledo

Un hombre de 54 años ha muerto al intentar apagar un incendio en una nave de crianza de pollos de la localidad toledana de El Carpio de Tajo, mientras que su mujer tuvo que ser atendida por una crisis de ansiedad y otro hombre, de 33 años, resultó afectado por inhalación de humo.

Según informa a Efe el servicio de urgencias y emergencias 112, el fuego comenzó a las 00:49 horas de anoche en una nave de pollos de la Avenida de Valdecarriches de la citada localidad. El hombre entró en la nave con un extintor para hacer frente al fuego y allí fue hallado después por los bomberos, que sacaron el cuerpo carbonizado.

Su mujer, de 54 años, tuvo que ser atendida por una crisis de ansiedad y otro hombre fue trasladado al hospital Virgen de la Salud de la capital toledana afectado por inhalación de humo. En el operativo participaron los bomberos de Santa Olalla, la Guardia Civil, el médico de urgencia y dos ambulancias de urgencia.

Uno de los afectados es el alcalde

El hombre de 33 años que ha resultado afectado por inhalación de humo en el incendio declarado en una nave de pollos en El Carpio de Tajo (Toledo) ya ha sido dado de alta, según han confirmado a Europa Press fuentes sanitarias en el entorno del mediodía. Este hombre es Germán Jiménez, alcalde de este municipio toledano, según han confirmado a Europa Press fuentes socialistas, que han indicado que Jiménez se encuentra en buen estado.

El primer edil fue el tercer afectado en este incidente, que fue atendido en el lugar por inhalación de humo y posteriormente trasladado al Hospital Virgen de la Salud de Toledo. Las llamas han sido la causa de la muerte de otro hombre de 54 años, que ha resultado calcinado tras intentar sofocarlas en la madrugada de este miércoles a las 00.49 horas en la Avenida Valdecarriches de la localidad, según han confirmado a Europa Press fuentes del 112 de Castilla-La Mancha.

El fallecido, al parecer el propietario de la nave, intentó sofocar el fuego, por lo que accedió a la misma con un extintor. Posteriormente, los bomberos sacaron el cuerpo calcinado. Además, su mujer de 54 años fue atendida en el lugar por una crisis de ansiedad. En el operativo han participado la Guardia Civil, los bomberos de Santa Olalla, un médico de urgencias y dos ambulancias de urgencias.

COMPARTIR: