PLAN DE DESESCALADA

Así será la vuelta a la normalidad en los centros de salud de Castilla-La Mancha

La Consejería de Sanidad, a través de la Dirección General de Atención Primaria del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), ha diseñado un plan para la progresiva normalización de la actividad en los centros de salud y consultorios locales, que va a pivotar sobre tres cuestiones fundamentales como son el estricto cumplimiento de las medidas de seguridad, el impulso de la prestación asistencial a través de herramientas telemáticas y el uso responsable de los recursos por parte de la población.

Este plan, que ha sido elaborado con las propuestas aportadas por las diferentes gerencias periféricas del Sescam y un grupo de trabajo constituido por profesionales de Atención Primaria, pretende ser el marco general sobre el que cada área sanitaria pueda diseñar su propia vuelta a la nueva normalidad, tras la reorganización de la actividad asistencial a la que se han visto obligadas durante la emergencia sanitaria derivada del coronavirus, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Como premisas fundamentales a la hora de retomar progresivamente la actividad se encuentran cuestiones como la preservación de la seguridad, tanto de los pacientes que deban acudir al centro como de los profesionales. Para ello, será de obligado seguimiento las recomendaciones recogidas en la cartelería que se va a instalar en los accesos a todos los centros sanitarios y que hacen referencia a la necesidad de mantener la distancia de seguridad, el uso obligatorio de mascarillas y la higiene de manos con solución hidroalcohólica.

Dentro de las medidas de prevención, y con el fin de evitar la masiva circulación de personas en los centros sanitarios, se han establecido restricciones para visitantes y acompañantes de tal manera que no se permitirá acudir acompañado a las citas previstas salvo circunstancias que lo justifiquen, en cuyo caso, deberán seguir las mismas medidas de seguridad que las indicadas para pacientes.

Por otra parte, en los centros en los que la disponibilidad de espacios lo permita, se mantendrán los circuitos específicos para pacientes con COVID-19 que se han habilitado desde el inicio de la pandemia. Además, se han establecido una serie de medidas para evitar la aglomeración de pacientes en las zonas de espera de consultas con el fin de garantizar la distancia de seguridad interpersonal recomendada.

Así, se propone que sean los propios equipos de cada centro de salud y consultorio local los que organicen el trabajo y las agendas de manera que se adapten a la demanda asistencial existente; espaciar la secuencia temporal de citas presenciales para evitar el exceso de afluencia en las zonas de espera; y combinar las agendas de profesionales de manera que mientras unos hacen atención al domicilio o consultas telefónicas, otros realicen actividad presencial en el centro.

Teleconsultas

Otra de las indicaciones es el establecimiento de agendas mixtas de consulta presencial y consulta telemática, minimizando la consulta de presencia física en la medida de lo posible. Para ello se propone aprovechar los recursos telemáticos que han resultado de mucha utilidad durante la pandemia, sin menoscabar la relación personal con los pacientes, para dar respuesta a las demandas, así como para informar de resultados de análisis o pruebas.

En este sentido, se ha creado la "teleconsulta demanda" que, desde el próximo lunes podrá ser solicitada por el paciente vía telefónica o través de Internet y de la aplicación de cita previa del Sescam. El profesional contactará telefónicamente con el paciente y si es posible solucionará por esa vía el motivo de la consulta y si no lo fuera se le asignará una consulta presencial.

La cita se puede solicitar desde la aplicación gratuita de cita previa que puede descargarse a través de las plataformas IOS o Android, escaneando el código QR que aparece en el último modelo de tarjeta sanitaria. Una vez que se ha identificado con el número de identificación personal CIP, aparecen las opciones de solicitar teleconsulta con el profesional de medicina o de enfermería. Aunque también están visibles las consultas presenciales, mientras se mantengan las recomendaciones de distanciamiento personal, no será posible obtenerla por esta vía.

En el caso de Internet, los ciudadanos pueden entrar desde su navegador en la página https://sanidad.castillalamancha.es, seleccionar la opción cita previa, introducir el CIP que aparece en la tarjeta sanitaria y, una vez dentro, solicitar su cita en Atención Primaria.

Asimismo, se generarán "teleconsultas programadas" destinadas al seguimiento proactivo por parte del profesional sanitario. Además, se fomentarán las consultas de acto único, siendo para ello muy importante realizar en primer lugar una teleconsulta que permita planificar después la consulta múltiple en una sola visita.

Otra de las medidas incluidas en el plan es aumentar las visitas a domicilio, especialmente para aquellos colectivos más vulnerables, ordenando estas atenciones en función al tipo de cuidados que requiera cada paciente. La actividad normal de analíticas, realización de pruebas, fisioterapia, odontología o matronas se irá recuperando de manera paulatina, priorizando a los pacientes según sus patologías.

Desde el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha se recuerda a la población la necesidad de realizar un uso responsable de los recursos sanitarios disponibles en cada uno de los momentos de la vuelta a la actividad en esta nueva normalidad.

"El sistema está preparado"

El consejero de Sanidad del Gobierno regional, Jesús Fernández Sanz, ha hecho referencia a estas medidas en una rueda de prensa desde Talavera de la Reina. Así, ha defendido que el sistema sanitario de la región ha estado preparado para la pandemia después de cuatro años "trabajando en su recuperación", lo que ha valido para estar con mejor previsión.

Ha querido poner en valor en el caso de Talavera de la Reina que su hospital ha multiplicado por cuatro sus camas UCI hasta 40, con 541 profesionales sanitarios más.

El desescalado "exige ahora seguir trabajando de manera contundente y dura, y comenzando a poner cierta normalidad a todo este asunto", ha pedido Fernández Sanz, si bien ha señalado que hay que seguir ahondando en el reparto de material sanitario de protección.

De cara a la normalidad, ha afirmado que se apuntalarán los centros de Atención Primaria, abundando en el trabajo telemático a través de la apertura de sistemas para poder prestar atención médica a través de un teléfono sin necesidad de asistir a un centro.

Por último, Fernández Sanz ha pedido cumplir las medidas de higiene y de distanciamiento social, algo que también se hará en todos los centros y consultorios, donde se pondrá en marcha circuitos diferenciados, uno para atender a pacientes de COVID-19 y otro para el resto de patologías y pacientes.

Compartir
Update CMP