VILLANUEVA DE LA TORRE, GUADALAJARA

Inquietud social, polémica y muchas firmas ante la llegada de un Centro de Menores a un pueblo de Castilla-La Mancha

Foto: Europa Press
Foto: Europa Press

La previsible ubicación de un Centro de Menores en Villanueva de la Torre (Guadalajara) ha llevado a que se hayan recogido en el municipio cerca de un millar de firmas de vecinos que han sido entregadas en la Delegación de la Junta, ante la inquietud y preocupación que para ellos supondría esta instalación, al entender que no existen los recursos en el municipio para garantizar la protección de estos chavales.

Una polémica que ya se ha trasladado de la calle y de la recogida de firmas al propio Ayuntamiento, con voces a favor como la del equipo de Gobierno de Ahora Villanueva, y voces en contra, donde se encuentran los partidos de la oposición, quienes en el último pleno han pedido información a la alcaldesa, Vanessa Sánchez, al entender que había demasiada opacidad en este asunto, según han confirmado a Europa Press fuentes municipales.

Un pleno en el que la presencia vecinal alcanzó varios cientos de personas y en el que los grupos de la oposición se quejaron, fundamentalmente, de la falta de información sobre un asunto de interés vecinal que se había mantenido en secreto mientras ante otras cuestiones menos importantes como el decidir si había vaquillas o no en fiestas, si se había convocado un referéndum popular.

Actitud incomprensible

Si bien para la alcaldesa es incomprensible la postura del municipio en este asunto, y en declaraciones a Europa Press se ha quejado de la falta de solidaridad de estos vecinos asegurando que jamás se podía pensar esto; desde el grupo popular, su portavoz Marta Valdenebro, justificaba su oposición a la instalación de este centro de acogida de primera instancia para quince chavales en la falta de servicios para dar respuesta al mismo.

Además, Valdenebro acusa a Sánchez de "opacidad" sobre la entrada en funcionamiento de un centro que, según ha asegurado, ya tiene el lugar para ubicarse y cuya entrada en funcionamiento está prevista para el 1 de febrero, pues "no nos podemos comprometer a una responsabilidad tan alta cuando sabemos que no vamos a ser capaces de atenderlos al no tener los recursos básicos para dar una respuesta adecuada".

Para Valdenebro, no se puede tomar una decisión de este tipo "a la ligera" haciendo alarde "de un buenismo muy hipócrita", con referencia específica a la postura de la alcaldesa, mientras está, en declaraciones a Europa Press, se ha mostrado indignada, asegurando que aunque le cueste la alcaldía, defenderá los derechos del niño. La concejala del PP y senadora entiende, además, que dada la sensibilidad especial de esta cuestión "hay que valorar el impacto del centro de menores desde la perspectiva del interés superior del niño" y como puede afectar a un municipio como Villanueva que ya "adolece de los recursos básicos en su día a día".

Valdenebro no cree que este municipio esté preparado para atender lo que demandan un grupo de menores "en situación de desamparo" ante situaciones que se puedan plantear, y pone como ejemplo una fuga o sustracciones, y más teniendo en cuenta que en Villanueva no hay Policía Local.

No hay nada cerrado

Si bien desde el Gobierno regional el delegado de Bienestar Social, José Luis Vega, ha asegurado que todavía no hay nada cerrado sobre la ubicación del centro en Villanueva, y que en todo caso es una decisión que corresponde al Ayuntamiento en coordinación con sus vecinos como responsable de la licencia, Valdenebro le acusa de "mentir como un bellaco", y ha insistido en que la intención es que abra sus puertas el 1 de febrero.

Según la edil del PP, esta decisión puede atentar contra el interés del menor y hasta tener el efecto contrario al deseado como es el de dejar a estos chavales sin la protección que necesitan. Valdenebro ha insistido en que cuando se les asegure que esos recursos están garantizados "aplaudirán" la decisión de poner este centro en esta localidad del Corredor.

Por último, ha pedido reflexión tras manifestar su convencimiento de que en esta decisión "han primado los criterios económicos sobre los cualitativos y "por ahorrarse cuatro euros han preferido traérselos a un lugar donde no hay recursos". Este centro estaba hasta ahora en Azuqueca de Henares, pero la finalización de la adjudicación ha conllevado que hubiera que plantearse un nuevo punto.

COMPARTIR: