PIOZ (GUADALAJARA) HA CERRADO 2019 CON SUPERÁVIT

La complicada batalla del pueblo de CLM que se convirtió en uno de los más endeudados

El Ayuntamiento de Pioz (Guadalajara), uno de los municipios más endeudados de España en el 2015, reducirá en breve en otros dos millones de euros de la deuda de nueve millones que aún mantiene con el Ministerio, gracias al superávit obtenido tanto en el 2018 como esperan conseguir en cuando cierren el ejercicio 2019.

Así lo ha asegurado a Europa Press su teniente de alcalde, Ricardo García, de Unidas Podemos, tras reconocer que cuando su formación asumió el Gobierno municipal en el 2015 la localidad mantenía una deuda de 13,5 millones a la que están haciendo frente gracias al plan de ajuste a diez años autorizado por el Ministerio de Hacienda que esperan abonar antes de fin de legislatura.

En el 2018 la localidad ha cerrado el ejercicio con un millón de superávit, y a espera que la liquidación de 2019, que harán en breve, sea similar en resultados, ha dicho García tras admitir que las cosas podrían ir "mucho mejor" si la Junta de Comunidades se hiciera cargo de la gestión de la depuradora, "tal y como se comprometió".

Han solicitado varias reuniones con responsables de la Junta pero ha indicado que el tema está "parado", aunque el teniente de alcalde tiene confianza en "reactivarlo" porque ha reconocido que está afectando al propio municipio, "que no puede gastar lo que debería en servicios esenciales".

Según García, "es imposible dar un servicio adecuado con estas limitaciones", pero ha constatado que el problema principal es que tienen que seguir pagando deuda y no hay recursos para dedicar a "cuestiones que reclaman los municipios".

Para ahorrar, el Consistorio ha eludido la contratación de empresas para la prestación de servicios, y lo hacen todo con el escaso personal que son y con el apoyo vecinal en distintas iniciativas.

Acabar con la deuda lo antes posible

De hecho, en las pasadas fiestas municipales tan solo se han gastado 8.000 euros, ha dicho, tras indicar que "salen de atolladero" con los planes y talleres de empleo.

"No podemos tener ni un alguacil", ha apuntado el teniente de alcalde, para quien si no tuvieran que dedicar el superávit para abonar la deuda, sería "asombroso y haríamos maravillas".

"Cuando paguemos estos dos millones la deuda será todavía del cien por cien del presupuesto pero no del trescientos por cien, como teníamos al principio", ha precisado.

En todo caso, el objetivo de su equipo de Gobierno es poder acabar con la deuda que mantienen lo antes posible para dejar el Consistorio a los siguientes mandatarios en mejores condiciones, ha subrayado.

Pioz es una de las pocas localidades de la Alcarria que está creciendo en los últimos años; cuenta con 4.250 habitantes y pronto tendrá 4.800, y es que, según el teniente de alcalde, la cercanía con Alcalá de Henares (Madrid) ha traído mucha más población al municipio.

Compartir
Update CMP