ESTABAN ESPECIALIZADOS EN CASAS NO HABITADAS

Desarticulan una organización criminal que robaba en viviendas de toda España y actuó en Ciudad Real

Agentes de la Policía Nacional ha desarticulado en Valencia un grupo criminal que se dedicaba al robo con fuerza en viviendas no habitadas de todo el territorio nacional y han detenido a siete personas -dos mujeres y cinco hombres- y esclarecido hasta el momento catorce robos, algunos de ellos en Ciudad Real.

Según fuentes policiales, además de Ciudad Real, los catorce robos con fuerza esclarecidos se cometieron en viviendas de Granada, Mérida, Plasencia, Almería, Alzira, Xátiva, Puzol, Benifaió y San Antonio de Benageber.

Las investigaciones se iniciaron por parte de los agentes al tener conocimiento de que un grupo de personas que se estaría dedicando a la comisión de robos con fuerza en domicilios por todo el territorio nacional podrían estar viviendo en Mislata (Valencia).

Durante el transcurso de las mismas, se cometieron dos robos con fuerza, uno de ellos en grado de tentativa, en la localidad valenciana de Xátiva, que permitió cerrar el cerco sobre siete personas sospechosas.

Una vez averiguaron la identidad de los sospechosos y la cantidad de delitos recopilados, además de tener conocimiento de la venta por parte de algunos de ellos, de diversas joyas, los agentes localizaron y detuvieron a los siete integrantes de la organización, dos mujeres y cinco hombres de entre 22 y 49 años, como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal y robo con fuerza.

Se realizaron dos registros en los domicilios de los detenidos, en los que se intervinieron cinco bolsos de marca, una tablet, dos consolas de juego, cinco bolígrafos de alta gama, dos instrumentos musicales (un saxofón y un violín), dos equipos fotográficos profesionales, una pistola de “airsoft”, varios teléfonos móviles, gran cantidad de joyas y munición del calibre 12, además de perdigones.

En la detención del último sospechoso, se localizaron escondidas en la terraza comunitaria de sus domicilios, tres escopetas de caza y una carabina de aire comprimido.

De los siete detenidos, cinco de ellos con antecedentes policiales, uno ha sido puesto en libertad no sin antes ser advertido de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando para ello fuese requerido. Otros cinco han pasado a disposición judicial, que ha decretado prisión para cuatro, y el último detenido ayer, pasará a disposición judicial.

Compartir
Update CMP