CON MENOS DE 1.000 HABITANTES

La Diputación de Guadalajara cuadruplica el presupuesto de poda para pueblos pequeños

La Diputación de Guadalajara ha cuadruplicado este año el presupuesto que anteriormente venía dedicando al servicio de poda para pueblos de la provincia menores de 1.000 habitantes, que ha pasado de los habituales 20.000 en los últimos años a los actuales 80.000 euros.

Un notable aumento que refuerza la capacidad para atender todos los requerimientos de los municipios que solicitan este servicio dentro del periodo aconsejable para realizar estas labores, ha destacado en nota de prensa el diputado de Medio Ambiente, Desarrollo Rural y Agricultura, Héctor Gregorio, durante una visita a El Sotillo, coincidiendo con las labores de poda en medio centenar de árboles en este pueblo.

Una vez reanudadas las labores de poda, tras normalizarse en toda la provincia la situación creada por las copiosas nevadas de la borrasca 'Filomena', el objetivo del Servicio Provincial de Medio Ambiente es poder atender al centenar de municipios menores de 1.000 habitantes que han solicitado a la Diputación provincial estos trabajos, dentro del periodo más aconsejable para llevarlos a cabo, que llegaría hasta finales de marzo.

"Para ello, dentro del incremento de recursos para realizar este servicio, este año se ha contratado simultáneamente a dos cuadrillas, una para la zona de Molina y Alto Tajo y otra para la Alcarria y la Serranía", ha subrayado Gregorio, que ha permitido, además, "atender otros desperfectos causados por la borrasca en muchos pueblos".

Por su parte, el alcalde de El Sotillo, Antonio Ansotegui, ha agradecido a la Institución Provincial este "importante trabajo que, como otros servicios muy importantes, presta a los pequeños municipios que no pueden afrontarlos por sí mismos" que "esta sirviendo, además, para dar tranquilidad a los vecinos teniendo en cuenta los problemas de las dos últimas semanas con la nieve y el temor a que cayeran más árbolews".

Sobre qué hacer con los restos de ramas caídas, Ansotegui ha explicado que "intentaremos contactar con alguna empresa que se dedique a la biomasa y le interese retirar estos restos sin cobrarnos, porque creo que es un material muy aprovechable".

En este sentido, Héctor Gregorio ha apuntado que se van a estudiar alternativas para la recogida de los restos de árboles podados, "buscando su aprovechamiento, ya que para muchos municipios es un problema por su presupuesto, por su tamaño y por la escasez de medios humanos", ha apostillado.

Compartir