TRAS LA SENTENCIA DEL SUPREMO

Castilla-La Mancha espera que se implanten "en breve" los caudales ecológicos del Tajo

El Gobierno de Castilla-La Mancha se ha mostrado optimista tras la sentencia del Tribunal Supremo sobre la cuenca del río Tajo y espera que se implanten "en breve" los caudales ecológicos. En un comunicado remitido este jueves, la consejera de Fomento, Agustina García Élez, ha indicado que "todas las administraciones estamos obligadas a hacer mucho más por mejorar nuestras masas de agua y mantenerlas en condiciones aceptables".

García Élez ha declarado que espera que la sentencia suponga una nueva situación medioambiental y de desarrollo para la región, "porque actualmente con los caudales detraídos y derivados al Levante impiden que por el Tajo discurra el caudal mínimo necesario para garantizar la salud del río y sus ecosistemas asociados".

La consejera de Fomento ha participado este jueves en Toledo en una jornada técnica sobre los retos y oportunidades en la reutilización del agua y la recuperación de nutrientes, donde se ha dado a conocer el proyecto piloto que se está desarrollando entre 2016 y 2019 en la planta de Mahou en Alovera (Guadalajara). 

En este proyecto se utiliza la tecnología como propuesta de solución al tratamiento de aguas residuales en la industria agroalimentaria para su reutilización, producción de energía y recuperación del residuo generado en el proceso, para utilizarlo como fertilizante y generador de energía.

Desde la Comunidad Valenciana, el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha manifestado que la sentencia del Supremo que anula varios artículos del Plan Hidrológico del Tajo "en ningún caso liquida" el trasvase Tajo-Segura; "al contrario, dice que el sistema está bien planteado desde el punto de vista legal".

"Podemos decir que hay tranquilidad porque la sentencia en absoluto habla de liquidar el trasvase Tajo-Segura", ha señalado el jefe del Consell, para quien "algunas cosas se hicieron mal y, por tanto, es el sistema lo que hay que regular de otra manera, los caudales ecológicos, que tienen que ser también flexibles".

"No significa -ha continuado- que no haya una jerarquización clara de los usos, que lo dice la sentencia, que también recoge el respeto a las concesiones actuales", como es el caso de la Vega Baja (Alicante), Murcia y Almería. Puig ha insistido en que van a estar "extremadamente vigilantes" porque "ahora, desde la concertación, hay que revehicular la normativa".

A su juicio, el río Tajo debe estar "lo más vivo posible y en las mejores condiciones y, para eso, todas las comunidades se tienen que concertar, desde el acuerdo, y se ha de empezar por depurar y reutilizar todos más, no solo nosotros, con el objetivo de garantizar la sostenibilidad".

Por todo ello, Puig ha lanzado un mensaje de "tranquilidad absoluta" a los regantes de la Vega baja porque, como ha dicho, "no hay ningún tipo de temor: el trasvase Tajo-Segura es irrenunciable y va a continuar en plena vigencia tras esta sentencia". "Me parece que es bastante insensato e irresponsable decir que el trasvase está en peligro, porque no lo está", ha recalcado.

Municipios ribereños

Por su parte, la Asociación de Municipios Ribereños ha advertido de que los "recientes éxitos judiciales" pueden quedar "en papel mojado" si desde el Gobierno no se aprovecha para tomar medidas que lleva anunciando desde que se creó el Ministerio para la Transición Ecológica. Los ribereños recuerdan la importancia del agua y "el daño socioeconómico y medioambiental sufrido a lo largo de estos cuarenta años en la cuenca del Tajo", según ha informado la asociación en nota de prensa.

"El agua es la sangre que irriga nuestro planeta y cumple una función básica, que debe prevalecer sobre cualquier beneficio empresarial. No podemos dejar que se seque un río por mucho beneficio privado que genere a los cuatro aguatenientes del Scrats", ha señalado el presidente de la asociación, Francisco Pérez.

Desde los municipios ribereños se ven "obligados constantemente a recordar que los ríos no son cañerías cuya agua se pierde en el mar, cumplen una función importantísima y son vitales para la supervivencia del propio ser humano". Un ciclo, el del agua, que se aprende en los colegios y "se olvida al acceder a ciertos cargos, por lo que parece ante quienes reclaman trasvases de más y más ríos", han lamentado.

COMPARTIR: