18 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

ECONOMÍA CIRCULAR Y EVALUACIÓN AMBIENTAL

Castilla-La Mancha acabará la legislatura con dos nuevas leyes medioambientales

Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural. Fotos: Ó. Huertas
Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural. Fotos: Ó. Huertas

El Consejo de Gobierno ha aprobado en su reunión de este martes la toma en consideración de los proyectos de ley de Economía Circular y de Evaluación Ambiental, que ha considerado "fundamentales" para el medio ambiente y para la actividad económica. El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha comparecido en rueda de prensa y ha explicado que se espera que ambas leyes sean aprobadas por las Cortes regionales en los próximos meses, antes de que termine la legislatura.

En el caso del anteproyecto de Ley de Economía Circular, que ha sido enviado al Consejo Consultivo, supone pasar de un modelo lineal de producción, utilización y deshecho a un modelo en el que no hay residuos, por el reciclado y la reutilización.

Se contempla que en el plazo de un año desde su aprobación el Gobierno deberá establecer un sistema de fianzas para que, en caso de problemas medioambientales, las empresas que gestionan residuos peligrosos se hagan cargo de los costes de reparación ambiental. Esta medida se anunció tras el incendio del vertedero ilegal de neumáticos de Seseña en mayo de 2016.

Asimismo y también en el plazo de un año desde su aprobación, la Junta regulará una tasa o tributo que gravará los residuos industriales peligrosos y no peligrosos de construcción y demolición de vertedero.

Martínez Arroyo ha explicado que por el momento es la única ley en España de economía circular, aunque en la región ya se han puesto en práctica actividades en ese sentido como la reutilización del agua de depuradora para el riego del campo y la reutilización de los subproductos de la vinificación como los orujos. También se han aprobado ha iniciativas para fomentar las energías renovables, el ahorro energético, la gestión de residuos y de bioresiduos o la estrategia de cambio climático.

El consejero ha subrayado la importancia de la economía circular desde el punto de vista económico, pues supone un aumento de la rentabilidad del 30 %, además, genera empleo y reduce los gases de efecto invernadero. Ha recordado el compromiso europeo de que en 2030 el 70 % de los envases se reciclen, y ha destacado que en Castilla-La Mancha ese objetivo ya se supera en plásticos, puesto que se recicla el 75 %, en papel y cartón el 83 % y en los metales el 88 %.

Proyecto de Ley de Evaluación Ambiental

Por su parte, el proyecto de Ley de Evaluación Ambiental, que se remitía este martes a las Cortes, simplificará los trámites a los pequeños emprendedores al eliminar, para los proyectos pequeños de inversión, la obligación de realizar el estudio de evaluación ambiental. Son proyectos en muchos casos ligados al medio rural y por pequeños emprendedores que ya no tendrán que hacer los estudios de evaluación ambiental.

Además, la Junta ofrecerá colaboración a los pequeños ayuntamientos para resolver las dificultades administrativas que generan estos proyectos y que a veces impiden que salgan adelante.

También, como novedad, se archivarán los proyectos que no cumplan, aunque sus promotores podrán volver a presentarlos con los cambios pertinentes.

Con esta ley, se evitará la contradicción que existe con la ley estatal de la actual normativa autonómica vigente, que se derogará con la aprobación de la nueva.

COMPARTIR: