SITUACIÓN SURREALISTA EN LA REGIÓN

Page y el PSOE someten a Podemos ante la llamativa tibieza de García Molina

García Molina, a la izquierda, junto a los socialistas Page y Martínez Guijarro en las Cortes
García Molina, a la izquierda, junto a los socialistas Page y Martínez Guijarro en las Cortes

El portavoz de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha, David Llorente, ha considerado que las últimas declaraciones del presidente de las Cortes, Jesús Fernández Vaquero, dan por certificado que el Gobierno de la región y su presidente, Emiliano García-Page, ha "secuestrado" los dos proyectos de ley impulsados por la formación morada, como son los de Garantía de Rentas y de Participación Ciudadana. En rueda de prensa, Llorente ha avanzado que en todo caso va a exigir la celebración de más plenos para que estos proyectos tengan tiempo efectivo de llegar a ser debatidos en sesión plenaria, después de que Fernández Vaquero afirmara que sólo restan tres sesiones esta legislatura.

Llorente ha recordado que él mismo había comprometido su apoyo a los proyectos de ley pendientes de llegar a las Cortes, pero el PSOE "volvió a mentir sugiriendo una pinza" entre Llorente y el PP. "Apelo a su sentido del ridículo. Es Page, y nadie más, quien está reteniendo estos proyectos de ley. Despreciaron nuestra mano tendida y ya no se sabe muy bien qué es lo que están pidiendo", ha lamentado el diputado guadalajareño, que ha acusado al Gobierno de querer la "rendición" de Podemos.

En su opinión, ahora el Ejecutivo de García-Page quiere "anular la actividad de Podemos" y pretende que la formación morada "renuncie a su programa" mientras "secuestran" sus proyectos de ley. Dicho esto, ha lamentado que el Gobierno esté aplicando "un doble rasero" en cuanto a las leyes, ya que, por ejemplo, la ley del Estatuto de la Mujer Rural o la de Economía Circular sí que irán a las Cortes, y no las de Garantía de Rentas o la de Participación Ciudadana, en las que ha trabajado Podemos. "Sí remiten las leyes del PSOE, y las de Podemos las mantienen secuestradas durante más de un año de cogobierno. Este doble rasero desmonta por completo el discurso falaz que mantiene el Gobierno para tratar de justificar el bloqueo", ha aseverado.

Sorprentemente, ante esta complicada situación y en contraposición a la dureza de Llorente, el secretario general de Podemos y vicepresidente segundo de Castilla-La Mancha, José García Molina, mantiene una posición de auténtica tibieza y no mueve ficha pese a la humillación política y la ruptura de facto con Podemos que está provocando sin disimulo el ala socialista del Gobierno regional. La situación es surrealista porque, desde hace ya más de una semana, García Molina está actuando como si no pasase nada mientras mantiene el cargo en el Ejecutivo. Finalmente, tras días de sepulcral silencio, el líder regional de Podemos ha atendido este lunes a la televisión pública autonómica para valorar brevemente la situación y se ha afanado en trasladar el problema al Parlamento autonómico, obviando cualquier tipo de conflicto en el Gobierno del que forma parte en minoría junto a su compañera Inmaculada Herranz.

De su lado, el presidente del Grupo Parlamentario Socialista en Castilla-La Mancha, Rafael Esteban, ha contestado a Llorente afirmando que tendrían que haber trabajado más sus leyes y haberlas tenido listas antes para que pudieran tener tiempo efectivo de pasar el trámite parlamentario, "y no venir ahora con prisas y llorando" en el final de la legislatura. En todo caso, ha dicho que los diputados del PSOE están dispuestos a "trabajar" y venir a las Cortes a debatir de lo que sea necesario. "Si le corre prisa, que hubiera traído antes las leyes, y no llorando y diciendo que no se le hace caso", ha aseverado.

Por su parte, el PP ha cargado contra el presidente regional, Emiliano García-Page, por no aprobar la Ley de Garantía de Ingresos y Garantías Ciudadanas de Castilla-La Mancha, y le ha acusado de "engañar" a toda la región, después de que el presidente de las Cortes, Jesús Fernández Vaquero, haya dado por hecho que esta ley, junto con la de Participación, se quedará en el cajón a la espera de la conformación del nuevo Parlamento.

"La Ley de Garantías, buque insignia de Page y Podemos, se ha quedado en nada", ha criticado el portavoz adjunto del Grupo Popular, Lorenzo Robisco, en rueda de prensa en las Cortes, quien ha lamentado que el Gobierno de Page, "una vez más", esté "jugando" con los "más débiles". Robisco se ha preguntado "cuántas veces" los castellano-manchegos han escuchado a PSOE y Podemos decir que la Ley de Garantías "era una realidad y que la iban a sacar adelante", a la vez que ha advertido de que Page está hoy en el "sillón" porque prometió que aprobaría esta ley.

COMPARTIR: