16 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

SOLO CATALUÑA SE QUEDA AL MARGEN

Sánchez convocará la Conferencia de Presidentes después de las elecciones autonómicas

José Luis Martínez Guijarro durante la reunión
José Luis Martínez Guijarro durante la reunión

La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, ha asegurado que después de las elecciones autonómicas de mayo y antes de fin de año se convocará la séptima Conferencia de Presidentes y que para ello se celebrará antes de los comicios una reunión que deje avanzados los temas que se tratarán.

Batet ha presidido una reunión de la comisión de seguimiento de la sexta Conferencia, celebrada hace ahora dos años, y a la que han asistido consejeros de todas las comunidades salvo de Cataluña. "No es una buena noticia", ha dicho la ministra al respecto en rueda de prensa posterior. "Son los ciudadanos de Cataluña los que se quedan sin representación, sin voz en un organismo multilateral tan importante", ha añadido.

La Generalitat no acudió a la última Conferencia que se celebró en 2017 con Mariano Rajoy al frente del Gobierno, como tampoco lo hizo Euskadi. Pero el Ejecutivo de Iñigo Urkullu ha decidido participar a la reunión de este miércoles representado por su portavoz, Josu Erkoreka.

Meritxell Batet ha celebrado la presencia del consejero en un encuentro convocado para hacer balance de una reunión a la que Urkullu no asistió. En su opinión, es "bueno" esta presencia del País Vasco para aportar temas de debate y su punto de vista, y ha confiado en que sea señal del retorno del presidente vasco a la Conferencia de Presidentes.

La convocatoria de este foro multilateral ha sido un compromiso del Gobierno de Pedro Sánchez y una reivindicación que le han planteado la mayoría de presidentes autonómicos en la ronda de reuniones que ha celebrado con todos ellos.

Batet ha explicado que la próxima reunión será este año, pero una vez que se constituyan los gobiernos autonómicos que salgan de las elecciones de mayo. Antes de que se disuelvan los parlamentos autonómicos por la convocatoria de esos comicios, la ministra convocará de nuevo a los consejeros para empezar a preparar los temas de la Conferencia.

La responsable de Política Territorial ha asegurado que el Gobierno quiere dar naturalidad a este foro y que sus reuniones puedan ser periódicas y estables. "Debe generarse una dinámica de debate estable y continuado, que permita con absoluta naturalidad abordar también ámbitos de desacuerdo", ha subrayado.

De hecho, desde que en 2004 José Luis Rodríguez Zapatero creó y convocó la primera Conferencia, se han celebrado cinco más (2005, 2007, 2009, 2012 y 2017). Es decir, cuatro con Zapatero y dos con Mariano Rajoy y con la participación siempre de todos los presidentes autonómicos hasta 2017, cuando Cataluña y Euskadi decidieron no acudir.

La financiación sigue pendiente

En la reunión de hoy se ha hecho un repaso del cumplimiento de los 11 acuerdos alcanzados en la Conferencia del 17 de enero de 2017. Según el informe aprobado hoy, "la mayor parte" de esos asuntos se han cumplido pero no así uno de los más complejos y que más reclamaciones provoca entre las comunidades: la reforma del sistema de financiación.

En la reunión de 2017 se acordó encargar a un grupo de expertos un trabajo que sirviera de punto de partida para reformar el sistema; ese trabajo se realizó pero no tuvo continuidad en la parte política: no ha habido acuerdo de los gobiernos autonómicos en el Consejo de Política Fiscal ni planteado en el Congreso una reforma de la ley que sustenta la financiación autonómica (LOFCA).

Batet se ha limitado hoy a señalar que "los trabajos están activos" y que se mantiene esa labor de "aproximar posiciones". Desde el Gobierno se ha señalado ya en diversas ocasiones que la reforma va a quedar muy probablemente para la próxima legislatura.

Guijarro bendice la decisión del Gobierno 

Por su parte, el vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha defendido que es "más razonable" que la Conferencia de Presidentes autonómicos se celebre una vez pasadas las elecciones autonómicas de mayo y sus respectivos cambios de gobiernos, en las regiones en las que se tengan que producir.

Al término de la reunión del comité de seguimiento de la Conferencia de Presidentes autonómicos, Martínez Guijarro ha pedido una nueva convocatoria de este foro después del 26 de mayo cuando estén "constituidos los nuevos" gobiernos autonómicos.

Sin embargo, ha señalado que la demora de la convocatoria "no impide" que se empiece a trabajar "desde ya" en los asuntos que se vayan a tratar en la conferencia. Entre ellos, ha resaltado el sistema de financiación autonómico como el principal asunto que "preocupa a todas las comunidades".

"Consideramos que hay que seguir trabajando para alcanzar un acuerdo en la renovación del modelo porque es básico y clave para seguir avanzando en la recuperación de derechos y en la prestación de servicios públicos en el Estado del Bienestar, puesto que gran parte de ese Estado de Bienestar está gestionada por las Comunidades Autonómicas", ha explicado el vicepresidente castellano-manchego.

Así, ha insistido también en que "no se puede paralizar" el trabajo esperando un acuerdo en la Conferencia de Presidentes porque "mientras se pueden tomar decisiones que mejoren la financiación de determinados servicios en los que sí se pueden ir avanzando", como es el sector sanitario.

"Si nos estamos quietos significa que las comunidades autónomas tendremos verdaderos problemas desde el punto de vista presupuestario porque no se puede exigir el cumplimiento del déficit si no se aborda el sistema de financiación", ha puntualizado el vicepresidente de Castilla-La Mancha.

COMPARTIR: