DICEN QUE MIENTEN "DE FORMA IRRESPONSABLE"

La Diputación de Cuenca se defiende de la grave acusación vertida por los bomberos

La Diputación de Cuenca ha acusado al Comité de Empresa del Servicio de Bomberos de "mentir de forma irresponsable" sobre la activación de la respuesta a un incendio en Chillarón (Cuenca), que, según la institución provincial, se tomó por criterios "exclusivamente técnicos y operativos".

Después de que el Comité de Empresa acusara a la Diputación de activar el dispositivo contra el incendio más de media hora después de la alerta para "evitar generar horas extra", la institución provincial lo ha negado rotundamente y ha defendido en un comunicado que, "según la información de la que se disponía en ese momento sobre el siniestro, se trataba de un incendio delimitado y controlado".

Asimismo, ha afirmado que se activó a bomberos del Parque de Motilla y no al de Tarancón porque, al contrario de lo que afirma el comité de empresa, es el más cercano (75 kilómetros hasta Chillarón frente a los 82 que hay desde la segunda localidad) y además contaba con más efectivos. 

Por ello, la corporación ha estimado que el Comité de Empresa "miente" también cuando dice que se dejó el área de Motilla del Palancar desprotegida, ya que "se optó por enviar a dos bomberos de Motilla al haber en ese parque más efectivos que en el de Tarancón, lo que permitía atender el incendio de Chillarón y, a su vez, tener lo suficientemente dotada la zona de Motilla ante cualquier posible situación de emergencia". 

Además, el diputado de Bomberos y Personal, David Cuesta, ha señalado que se reserva su derecho a acudir a los tribunales ante lo que considera un "cúmulo de mentiras", después de que el Comité de Empresa pidiera su dimisión por "poner en riesgo la calidad del servicio y la seguridad ciudadana". 

A juicio de la Diputación, el Comité de Empresa "manipula y tergiversa la realidad sin ningún tipo de miramiento y con el fin de enturbiar ante la opinión pública la imagen del Servicio Provincial de Bomberos y su funcionamiento, todo ello, a saber con qué fin, pero, desde luego, nada constructivo".

COMPARTIR: