ARROYO HA REFLEXIONADO SOBRE LA SITUACIÓN

El consejero de Agricultura apuesta por "hacer país" cada día "sin dejar a nadie atrás"

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha apostado por "hacer país" cada día "sin dejar a nadie atrás" para afrontar el "largo y tortuoso camino por delante" una vez superada la crisis del coronavirus.

En un escrito publicado en el blog 'ruralsiglo21' bajo el título 'La voluntad de la Tierra', consultado por Efe, Martínez Arroyo reflexiona acerca de la "situación difícil que todo lo llena en el día a día actual", pero se muestra convencido de que "habrá un futuro mejor".

Para ello, ha considerado que una de las "lecciones" que debe dejar esta situación es la necesidad de contar con un "sector público fuerte" que garantice "músculo suficiente" para que los gobiernos sean capaces de llevar sus decisiones a la práctica, asegurar servicios sociales, sanitarios, educativos; de calidad, universales e "iguales para todos".

De esta manera, ha señalado, se podrá ayudar "a los más débiles, a los más necesitados, a aquellos que no siempre, lamentablemente, entran en los planes de la sociedad, los que disponen de menos recursos, las personas mayores o los más pequeños".

Según Martínez Arroyo, "sin un sector público fuerte, seremos menos libres y menos iguales" porque la sanidad sería peor, habría menos médicos, menos enfermeros, la educación sería menos igualitaria y habría peores infraestructuras o menos policías.

En su opinión, para lograr mejorar "se necesitan impuestos que, de una manera redistributiva, se asignen en los presupuestos a las diferentes cuestiones de intervención pública, en función de las prioridades".

En este sentido, ha apuntado que un país "digno, moderno y orgulloso de sí mismo" no puede dejar "en manos de donaciones o contribuciones solidarias" la solución a cuestiones como atender a los más necesitados en momentos como éste, sino que "es mejor recaudar impuestos para ayudar a la población que más necesita de la existencia de la Administración que recibir donativos".

Además, ha abogado por un sector privado "fuerte, sólido, comprometido con la sociedad" en otros ámbitos de la actividad que no son los servicios sociales, la sanidad o la educación.

De igual forma, ha indicado que la industria, el sector agroalimentario, el turismo, las telecomunicaciones o los servicios requieren de "fortaleza empresarial" para competir mejor en los mercados mundiales y garantizar la producción nacional en sectores estratégicos.

"Nos interesa ir de la mano, sectores privado y público, fuertes. Muy fuertes. Y nadie puede quedar atrás. Es nuestra obligación hacerlo posible", ha manifestado.

A este respecto, ha añadido que es también necesario el "pacto político" y ha deseado que todos los partidos demuestren su "generosidad" y alcancen un acuerdo bajo el liderazgo del Gobierno, aunque ha precisado que es más importante un "acuerdo social" entre todos, sobre la base de un modelo de equilibrio público-privado, que permita la recuperación económica desde los principios de libertad, igualdad y solidaridad.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha concluido su reflexión con una referencia a la obra 'Poeta en Nueva York' de Federico García-Lorca, que en uno de sus poemas ('Grito hacia Roma') dice "queremos que se cumpla la voluntad de la Tierra que da sus frutos para todos".

Compartir