HAN CONSTITUIDO UNA ASOCIACIÓN

Cerca de 1.500 empleados de locales de juego de Castilla-La Mancha se unen para defender sus puestos

Unos 1.500 trabajadores y trabajadoras de los establecimientos de juego de la región han constituido la Asociación de Trabajadores de Juego de Castilla-La Mancha (ATJUCALM) con el objetivo de defender sus puestos de trabajo "frente al ataque que supone la nueva ley reguladora de los juegos y de las apuestas que está preparando el ejecutivo de Emiliano García-Page".

Según el portavoz de ATJUCALM, Juan Manuel López Moreno, la nueva ley del Juego provocará que más de 700 trabajadores se vayan al paro". Los trabajadores denuncian que con el texto elaborado por el Ejecutivo, "más de un 50 % de establecimientos se verán forzados a cerrar en los próximos años". En este sentido, el portavoz de los trabajadores ha asegurado que "si la ley se aprueba tal como se está perfilando, un 50% de los establecimientos de juego existentes desaparecerá antes de 2028 y con ellos, sus puestos de trabajo".

Los trabajadores de los establecimientos de juego castellanomanchegos tienen previsto un plan de acción que pasa por reunirse con autoridades regionales, ayuntamientos y organizaciones sindicales para exponerles su situación. "Para los trabajadores es incomprensible que un gobierno progresista nos condene al paro dado que en las actuales circunstancias económicas García-Page sabe que es prácticamente imposible encontrar empleo".

Los trabajadores y trabajadoras de ATJUCALM exigen a los poderes públicos un esfuerzo de concertación social que permita el mantenimiento de sus puestos de trabajo. Por ese motivo, piden al Gobierno regional que cualquier reforma del sector del juego se realice "en consenso y diálogo con el sector y en concreto con los trabajadores", ha señalado López Moreno en nota de prensa.

Compartir