APUNTA A LA CAZA, LA CONCERTADA, LA ECONOMÍA...

Paco Núñez pronostica "consecuencias nefastas" para Castilla-La Mancha con Pedro Sánchez en la Moncloa

Las Cortes de Castilla-La Mancha han debatido este jueves, a propuesta del PP, las consecuencias que tendrá el Gobierno central de coalición en la región y ha pedido que el parlamento regional inste al Ejecutivo autonómico a que ponga en valor la unidad de España y se defienda la monarquía parlamentaria.

 

Este debate general ha sido defendido por el presidente del grupo popular en las Cortes, Paco Núñez, que ha augurado que el Gobierno central de coalición, al que ha definido como "radical y extremista" que tendrá consecuencias "nefastas para la región". "Es un perjuicio grave para España y para Castilla-La Mancha y va a tener la beligerancia del PP de España y de Castilla-La Mancha", ha aseverado sobre el Gobierno central y ha denunciado que ello será posible gracias a que los diputados socialistas de la región votaron a favor de este gobierno.

Entre los efectos negativos que tendrá dicho gobierno para la región, Núñez ha apuntado que "va a atacar la caza" y la tauromaquia, toda vez que la vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, se ha mostrado contraria a ambas actividades y también ha advertido de que se subirán los impuestos a los castellano-manchegos y de que se pretende derogar la reforma laboral. En este sentido, ha resumido que el Gobierno de coalición "consecuencias económicas nefastas" para la región, al tiempo que ha preguntado qué inversiones realizará el Ejecutivo central en la región.

También ha denunciado que el Gobierno de coalición irá en contra de los intereses de la educación concertada y contra el concordato con la Santa Sede, por lo que ha concluido que el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, es el "más radical de la historia de la democracia". Y ha reprochado que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, aunque se "ha vestido de socialista bueno", es "cómplice necesario" de este gobierno "y de la deriva" que a su modo de ver está tomando el país.

Sin embargo, el presidente del grupo socialista en las Cortes, Fernando Mora, ha acusado al PP regional de querer traer al parlamento castellano-manchego debates de ámbito nacional porque "son incapaces de debatir nada serio sobre los problemas de Castilla-La Mancha" y ha augurado que, con la toma de posesión de un presidente del Gobierno del PSOE, "empieza la tercera crispación" en el país, como a su modo de ver generó el PP cuando gobernó Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

Mora ha rebatido los argumentos aportados por Núñez al indicar que el gobierno de Mariano Rajoy subió los impuestos a nivel nacional o al preguntar qué inversiones realizaron otros gobiernos centrales del PP en Castilla-La Mancha, más allá del anuncio de construir un Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares en Villar de Cañas (Cuenca).

"Han gobernado en España para mandarnos la mierda", ha espetado Mora, unas declaraciones que han sido tachadas de soeces por Núñez en su siguiente intervención, ante lo cual Mora ha replicado que se le puede llamar "basurero", pero ha ironizado al preguntarse si el ATC se trataba de "una magnífica instalación de primer orden".

Mora ha reprochado a Núñez que "no ha sido valiente", ya que ha señalado que también los diputados del PP podrían haberse abstenido para que el Gobierno central no tuviera que depender de la abstención de ERC, pero no lo hicieron, si bien, en general, ha animado a "buscar el diálogo y la concordia", porque "ya está bien de discursos derrotistas, catastrofistas y de armagedón".

Ciudadanos también muestra preocupación

Por su parte, el diputado de Cs David Muñoz ha enumerado las consecuencias negativas que, a su modo de ver, conllevará el Gobierno central para Castilla-La Mancha y se ha preguntado, por ejemplo, si la denominada "tasa Google" no tendrá efectos nocivos sobre la planta de Amazon en Illescas, y si se han analizado los efectos de otras medidas para la región, como la subida del salario mínimo interprofesional o la regulación del precio de los alquileres.

También ha cuestionado si se derogará la Lomce para redactar otra sin alcanzar un pacto de Estado sobre educación o si se van a adoptar medidas para combatir la "ocupación" ilegal de viviendas.

Resultado de las votaciones

PSOE y Cs se han puesto de acuerdo para la aprobación de sus mociones sobre el segundo punto del orden del día del pleno de las Cortes regionales celebrado este jueves, relativo a las consecuencias para la región del pacto de Gobierno alcanzado por el PSOE y Unidas Podemos con el apoyo de nacionalistas e independentistas, mociones en la que, entre otros aspectos, instan al Ejecutivo autonómico y las Cortes a defender los intereses de la región ante cualquier medida del Gobierno nacional que no respete el principio de igualdad.

En concreto, la moción de Cs, que ha contado con los votos a favor de los diputados socialistas y la abstención de los del PP, instaba tanto al Gobierno regional como a las Cortes a defender los intereses de la región ante cualquier medida del Gobierno nacional que no respete el principio de igualdad, que ataque la libertad de empresa o las infraestructuras pendientes en la región. También pide defender el derecho de las familias para educar a sus hijos en centros concertados, no tolerar la ocupación de vivienda y defender la actividad cinegética.

De su lado, la resolución socialista, apoyada por Cs aunque con el voto en contra del PP, pedía que las Cortes manifiesten su "compromiso firme" con la democracia, las libertades, el diálogo y la capacidad de entendimiento que debe presidir la vida en España y en Castilla-La Mancha, y también con la "indiscutible unidad de la nación española" y la "obligación ineludible" del acatamiento al texto constitucional y el marco jurídico.

Sin embargo, el PP no ha reunido los apoyos necesarios para aprobar su moción, que aunque ha contado con el apoyo de Cs, ha sido rechazada por los socialistas. En ella, los 'populares' querían que las Cortes y el Ejecutivo regional defiendan la cohesión territorial, la unidad de España, las instituciones que garantizan la soberanía nacional, defender la monarquía parlamentaria y rechazar la conversión del país en un estado federal o república.

Además de defender el español como lengua vehicular y de oponerse a una mejor financiación para Cataluña, los 'populares' piden rechazar en la región el ataque a la concertada, a la caza y a la tauromaquia.

Compartir
Update CMP