YA ESTÁ DETENIDO

Un hombre roba 4.250 cuchillos y otro montón de productos en una empresa de Castilla-La Mancha

Componentes de la Guardia Civil de Madrigueras y del Equipo de Investigación de la Guardia Civil de La Roda, con el apoyo de efectivos del Puesto de Villamalea, todos en la provincia de Albacete, han detenido a un vecino de Madrigueras, de 54 años de edad, como presunto autor de un robo continuado en una conocida fábrica de cuchillos de esa misma localidad.

En la operación se han recuperado 4.250 cuchillos, piezas para su montaje y diversa maquinaria para su fabricación y terminado como lijadoras, amoladoras, fileteadoras, afiladoras, taladradoras o aspiradoras, todo ello valorado en 300.000 euros.

La Guardia Civil de Madrigueras recogió la denuncia que formulaba el gerente de una empresa de cuchillería quien manifestaba ser víctima del robo de material específico, de dicho sector, del interior de una nave ubicada en el término municipal madriguerense, comunicando igualmente haber contratado, por su cuenta, un servicio de seguridad privada para tratar de esclarecer los hechos, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa

A raíz de esta denuncia la Guardia Civil comenzó las gestiones propias de este tipo de hechos delictivos, realizando inicialmente la inspección ocular en el lugar del robo donde los investigadores pudieron comprobar que los accesos a las instalaciones no se encontraban forzados, sospechando que el autor estaría utilizando una llave falsa para acceder al interior del recinto, preferentemente en horario nocturno aprovechando la ausencia de trabajadores.

Los agentes comenzaron a inspeccionar los puestos de venta de enseres de cocina de los mercadillos de varias localidades de la provincia albaceteña para tratar de localizar los efectos sustraídos, estableciendo a su vez distintos servicios operativos en las proximidades de la fábrica.

Seguimiento de un vehículo

Fue en uno de estos servicios nocturnos de seguridad ciudadana cuando se tuvo conocimiento de que una persona había accedido a las instalaciones de la fábrica, huyendo del lugar cuando una patrulla de la Benemérita acudía al mismo.

Tras un seguimiento del vehículo, los agentes de la patrulla consiguieron finalmente su parada identificando a su único ocupante que resultó ser un antiguo trabajador de la fábrica, despedido hacía unos meses, y que todavía conservaba en su poder la llave de acceso a las instalaciones.

En cada unos de los robos, el ahora detenido sustraía pequeñas cantidades, tanto de cuchillos como de elementos para su montaje, pasando a sustraer la maquinaria necesaria para realizar los trabajos pulido y afilado, y que más tarde intervino la Guardia Civil en el sótano de su vivienda.

Trescientos mil euros

En el registro practicado en la parte inferior de la vivienda del detenido, dedicada a zona de taller, la Guardia Civil consiguió recuperar 4.250 cuchillos, unos listos para la venta y otros en fase de terminado; diversa maquinaria como radiales, lijadoras, taladradoras, amoladoras, afiladoras, fileteadoras, aspiradoras y bombas de agua; focos de iluminación, electrodos, poleas y discos de pulido; y sillones, carros de trabajo, guantes de neopreno y bobinados de papel industrial.

Compartir
Update CMP