20 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

SE HAN QUEMADO YA CASI 4.000 HECTÁREAS

El incendio de Toledo y Madrid, todavía sin control, obliga a cortar cuatro tramos de carretera

El incendio forestal originado este viernes en Almorox (Toledo), que ha quemado ya casi 4.000 hectáreas en Castilla-La Mancha y la Comunidad de Madrid, ha obligado a cortar este domingo tramos de cuatro carreteras madrileñas (la M-541; M-542; M-507 y M-546). A falta de datos oficiales, en la zona de Almorox también se ha reactivado esta mañana el incendio y han sido evacuadas dos urbanizaciones por precaución. El alcalde de esta localidad ha hecho un llamamiento para que envíen más medios a la zona.

Además se han evacuado a 40 personas de la urbanización Alberche del Encinar de Madrid -las de las viviendas que lindan con terreno forestal-, quienes se encuentran en el polideportivo de Villa del Prado. 

Se unen a las de un camping desalojado este sábado, -solo una decena pues el resto han vuelto a su vivienda-, mientras que los vecinos de la urbanización La Castellana y Entrepinos, ambas en Cadalso de los Vidrios, ya han podido regresar a sus casas.

El presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, que ha acudido al centro de control del incendio, en Cenicientos, ha asegurado que es "materialmente imposible" que el fuego sea controlado este domingo por su virulencia y porque está "partido en dos flancos". 

Los continuos cambios en la dirección del viento están complicando las labores de extinción, lo que unido a las "altísimas temperaturas" dificulta "sobremanera las actuaciones", ha añadido.

"La hoja de ruta" ha sido establecer un "perímetro de seguridad" donde los efectivos están redoblando sus esfuerzos para que el fuego no se propague.

La delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Paz García Vera, ha asegurado que las llamas han alcanzado su "punto álgido" y afectan a un área de "vegetación muy densa", donde "sopla mucho viento cambiante", por lo que el nivel de riesgo es más "alto".

Activado el nivel 2 a primera hora de la mañana del domingo



La Comunidad de Madrid ha activado a primera hora de este domingo el nivel 2 del plan de emergencias contra incendios (Infoma) debido a la evolución del fuego, ha informado Emergencias 112 Comunidad de Madrid.

A esa hora estaban trabajando en la zona 450 efectivos, a los que se han unido a lo largo del día 40 miembros más de la Unidad Militar de Emergencias.

En las labores de extinción trabajan 200 bomberos de la Comunidad de Madrid, 100 de la UME, 100 bomberos de Castilla-La Mancha, 34 guardias civiles, 8 miembros del Summa y ocho agentes forestales.

El centro de emergencias ha comunicado esta circunstancia a los ayuntamientos de la zona y a los organismos públicos.

La Guardia Civil inició esta madrugada el desalojo de unas 40 viviendas de la urbanización La Castellana, en el municipio madrileño de Cadalso de los Vidrios, ante el avance del incendio que afecta a ese término municipal. 

Unos 75 vecinos han sido realojados en el polideportivo de la localidad, dijo un portavoz de Emergencias 112 Comunidad de Madrid, que indicó que la evacuación comenzó hacia las 04.00 horas «debido a la cercanía del fuego que se estaba aproximando a las viviendas», aunque se mantenía a cierta distancia de ellas.

Los vecinos han sido atendidos en el polideportivo por dotaciones del Summa 112 y la Cruz Roja, mientras unas 35 dotaciones de los Bomberos de la Comunidad de Madrid y de la Unidad Militar de Emergencias (UME) trabajan sobre el terreno para intentar controlar el incendio, que afecta a los términos municipales de Cenicientos y Cadalso de los Vidrios.

Desde primeras horas de la mañana de hoy estaba previsto que se reincorporaran a las tareas de extinción los medios aéreos.

Otras 200 personas habían sido igualmente evacuadas, también este sábado, del cámping de Cadalso de los Vidrios y de ellas tan solo 15 estaba previsto que fueran atendidas por la Cruz Roja y pasaran la noche en un albergue del Camino de Santiago sito en la zona.

El resto de los afectados han vuelto a sus localidades de origen y domicilios propios. El incendio se inició el viernes en la localidad toledana de Almorox, y ha quemado hasta ahora 1.300 hectáreas de la región madrileña.

Sin control

El incendio forestal de Almorox-Cadalso que está afectando desde la noche del viernes a varias localidades de Toledo y Madrid siguen sin control y además preocupaba este sábado entre los profesionales que se hubiera reavivado un foco en la zona de la Peña de Cadalso.

Según ha informado un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid 112, a las 17.10 horas de este sábado estaban trabajando 35 medios terrestres (24 de la Comunidad de Madrid y 11 de la Unidad Militar de Emergencias) y 12 medios aéreos (8 helicópteros de la Comunidad y 4 hidroaviones del Gobierno Central).

Los bomberos intentaban controlar y confinar las llamas, aunque no lo están consiguiendo debido a la orografía y la amplitud del terreno, ya que el fuego se extiende por más de 2.000 hectáreas.

"Preocupa un foco que se ha reavivado en Peña Cadalso y la evolución hacia Cenicientos aunque la previsión del viento es favorable en principio y se podría avanzar hacia el perimetraje del incendio durante la jornada de hoy", han indicado las mismas fuentes.

También preocupa a los profesionales que las llames se extiendan al núcleo poblacional de Cenicientos. Por ello, los militares de la UME con sus máquinas especializadas están realizando un gran cortafuegos a la entrada del municipio.

Ocho viviendas situadas a la entrada de este municipio, muy alejadas del casco urbano, han sido desalojadas esta tarde como medida preventiva ante un posible avance de las llamas.

Desalojado el camping de Cadalso

La dirección operativa que coordina la lucha contra el incendio de Cadalso de los Vidrios ha decidió en la tarde del sábado desalojar el camping de la localidad, ya que puede verse afectado en las próximas horas por la proximidad de las llamas situadas en la Peña de Cadalso, ha informado a Europa Press un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid 112.

Los bomberos están intentando controlar y confinar las llamas, aunque no lo están consiguiendo debido a la orografía y la amplitud del terreno, ya que el fuego se extiende por unas 1.300 hectáreas solo en región madrileña. Desde primera hora de esta tarde les preocupaba la reavivación del fuego en Peña Cadalso, por lo que han tomado esta decisión.

En el camping había 200 personas. Los que tengan allí su residencia habitual van a ser trasladadas al polideportivo de Cadalso, donde les espera Cruz Roja para atender sus necesidades. No obstante, la mayoría de estas personas se trasladarán a su primera residencia, la mayoría de ellas ubicadas en la capital.

El incendio forestal declarado este viernes en la localidad toledana de Almorox y que se propagó a la Comunidad de Madrid ha calcinado unas 1.300 hectáreas en la región madrileña y al menos 800 hectáreas en la provincia de Toledo, y ha obligado a desalojar a 400 vecinos de Caldalso de los Vidrios (Madrid) y 27 de la urbanización 'El Romerillo' de la localidad toledana.

Los medios aéreos se han reincorporado sobre las 8.00 horas de este sábado a las tareas de extinción del incendio, que sigue activo y en nivel 1 -al igual que ocurre con el que afecta a la ciudad de Toledo-. La UME trabaja también en la zona desde anoche, después de que 112 Madrid y el Gobierno de la Comunidad de Madrid, desde la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, solicitaron la tramitar la activación de la Unidad Militar de Emergencias.

El delegado de la Junta de Castilla-La Mancha en Toledo, Javier Nicolás, ha informado que seis medios aéreos y quince terrestres de la comunidad autónoma trabajan en las tareas de control del incendio.

En atención a los periodistas, para dar cuenta también del incendio que se originó ayer tarde en Toledo, Nicolás ha explicado que el incendio en Almorox, por el cambio del viento, se ha expandido por la provincia de Madrid, en el término municipal de Cadalso de los Vidrios, y que ha calcinado en torno a las 1.300 hectáreas.

"Habría desalojadas 27 personas de la urbanización de 'El Romerillo', a los que se les ha aconsejado que no regresen a sus casas hasta que esté bastante más controlado el incendio", ha detallado Nicolás.

Nicolás ha comentado que Castilla-La Mancha apoya a la Comunidad de Madrid, donde se ha trasladado el centro operativo del incendio, con seis medios aéreos y quince terrestres, que trabajan con cuatro máquinas pesadas al objeto de reducir los riesgos de activación que se pueden dar en algunos puntos.

Por último, no se ha atrevido a detallar los hectáreas calcinadas por el fuego porque, ha aclarado, "el perímetro total se computa como un solo incendio, no solo en una provincia".

Por su parte, en una posterior comparecencia pública, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha en funciones, Francisco Tierraseca, ha confirmado que participan en las tareas dos aviones anfibios, procedentes de la base de Torrejón de Ardoz (Madrid), que dependen del ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Además, ha ampliado que, aparte los medios del Estado, también de Castilla-La Mancha participan efectivos de bomberos del Consorcio de Toledo, entre otros medios.

Muy activo en la Comunidad de Madrid

En la Comunidad de Madrid, el incendio sigue activo y aunque no tiene la fuerza que tenía anoche no ha sido todavía controlado por las diez dotaciones de bomberos de la Comunidad de Madrid y las siete de la Unidad Militar de Emergencias (UME) desplegadas en la zona, según ha indicado a Efe un portavoz de servicio de emergencias de la Comunidad de Madrid.

El presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, ha explicado esta tarde a los medios en la plaza de Cenicientos, donde está instalado el mando central operativo, que las condiciones son muy complicadas, sobre todo por las altas temperaturas, el viento cambiante y baja humedad.

De esta forma, esta mañana había 120 bomberos y retenes de las brigadas forestales de la Comunidad y 70 de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Ahora ya hay otros 60 efectivos más de la UME y en total 200 bomberos y retenes regionales, a la espera de que lleguen otros 25 más. Todo para combatir los dos frentes del incendio, uno en el término de Cenicientos y otro en el de Cadalso.

"Hemos trabajado desde el minuto 1 del incendio aunque comenzara en el término toledano de Almorox. Ahora, todos los efectivos van a permanecer toda la noche, salvo los medios aéreos, ya que no pueden trabajar en ausencia de luz", ha indicado Rollán, que no ha dado fecha de cuándo se controlará el incendio.

Por su parte, el director de la Agencia regional de Seguridad y Emergencias, Carlos Novillo, ha mencionado las malas condiciones climatológica para atajar las llamas, ya que hay alta temperatura, baja humedad y bastante viento, "que puede complicar el control".

"Estamos con los medios aéreos y en los flancos para que no se expanda en la superficie. Veremos si el control del incendio es hoy o mañana, pero depende del viento. El viento va cambiando. Antes tenía una componente este y ahora viene de Castilla-La Mancha a Madrid, como ayer. Ahora estamos intentando parar el incendio en una zona de topografía complicada", ha manifestado. 

El incendio, que se declaraba sobre las 18.00 horas del viernes en la localidad toledana de Almorox y evolucionaba en dirección norte hasta llegar a última hora de la tarde al término municipal de Cadalso de los Vidrios, a unos 14 kilómetros de distancia de Almorox.

El viento y las altas temperaturas han contribuido a que se originara el incendio. El tipo de vegetación, fundamentalmente pinar, ha ayudado a que el fuego llegara hasta el sur de la Comunidad de Madrid y el viento la noche de este viernes ayudaba a que el fuego evolucionara en dirección a Rozas de Puerto Real, a poco más de 5 kilómetros de Cadalso.

Tras pasarse por el puesto de mando del incendio de Toledo, el presidente de Castilla-La Mancha Emiliano García-Page ha estado buena parte de la noche en la localidad toledana siguiendo la evolución de las llamas.

COMPARTIR:
TAGS: