EL INTERNO PADECE GRAVES TRASTORNOS PSIQUIÁTRICOS

Un preso de la cárcel de Ocaña II (Toledo) intenta estrangular a un funcionario

El sindicato Acaip, integrado dentro de UGT, ha denunciado que este lunes un preso del módulo 6 de enfermería de la prisión de Ocaña II ha agredido a un funcionario y herido levemente a otros dos al negarse a entrar en su celda a la hora del cierre reglamentario, demandando que la Dirección del centro traslade a este interno "peligroso" a un centro con más seguridad.

Según ha informado Acaip en nota de prensa, el incidente se produjo cuando un interno con graves trastornos psiquiatricos se abalanzó sobre el funcionario de servicio en el módulo e intentó estrangularlo, causándole asímismo daños en un ojo y varias contusiones por el cuerpo, que han necesitado atención médica ambulatoria.

La rápida intervención y profesionalidad del resto de funcionarios de servicio que corrieron en su ayuda en ese momento impidió que la situación de peligro fuera a más.

Desde Acaip han querido desearle una pronta recuperación al funcionario herido.

CSIF pide medios

De su lado, la Central Sindical Independiente de Funcionarios ha resaltado la premeditación del interno en esta agresión, ya que había arrojado previamente agua y jabón en su celda para intentar provocar una caída en los funcionarios que acudieran al rescate del compañero agredido.

En nota de prensa, la Central Sindical ha argumentado que las agresiones en centros penitenciarios pueden evitarse si se cuenta con los medios y recursos suficientes, para lo que es preciso aumentar el número de efectivos dentro de unas plantillas deficitarias y envejecidas.

Asimismo, también es preciso modernizar los equipos y autorizar el empleo de pistolas eléctricas, convenientemente reguladas por la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias con unos protocolos adecuados para preservar la integridad física tanto de los internos como de los funcionarios.

"Falta flagrante" de medios

Para la Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP), estos "graves" hechos ponen de manifiesto nuevamente la "falta flagrante de medios" materiales y humanos que sufren los centros penitenciarios del país, situación denunciada de forma reiterada por este sindicato, acentuándose en el caso de colectivos como el PAIEM, para los cuales, los funcionarios no cuentan con ningún tipo de formación específica para poder tratar a un colectivo que cada vez es más común y amplio.

"Desde APFP Ocaña II queremos alabar una vez más la profesionalidad de los trabajadores penitenciarios, y en el caso concreto de este incidente los funcionarios del establecimiento, los cuáles, a pesar de las carencias de medios y de motivación por parte de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, siempre desempeñan su trabajo haciendo gala de una profesionalidad y calidad humana admirable.

También ha deseado una pronta recuperación de las lesiones producidas y pide el traslado del interno a otro centro lo más rápido posible.

Finalmente, señala que urge el reconocimiento de agente de autoridad para que este tipo de hechos no salga "gratis" al interno, tal y como sucede actualmente, y una retribución equivalente a la peligrosidad existente, como sucede en Cataluña, que tiene las competencias transferidas, a igual trabajo igual sueldo.

Compartir