SE INTERCAMBIARON

Dos chinos serán juzgados en Albacete por hacer trampa para sacarse el carnet de conducir

El Juzgado Penal 1 de Albacete ha fijado para este jueves, 2 de mayo, el juicio a dos hombres de nacionalidad china acusados de intercambiarse en los exámenes para obtener el permiso de conducción con la suplantación en el reconocimiento médico, pruebas teóricas y prácticas, hasta que la Policía Nacional descubrió el engaño en una inspección de documentación en un restaurante de la capital.

La Fiscalía pide tres años y 10 meses de cárcel para X.Z., el acusado que se benefició de la suplantación, y la misma pena para G.F., el compatriota que realizó las pruebas por él, así como el pago de una multa de 3.600 euros para cada uno, según consta en el escrito de calificación provisional de los hechos.

El escrito del fiscal explica que X.Z. "no tenía carnet de conducir y como lo quería obtener necesitaba que alguien supiera el idioma español y se presentara al examen haciéndose pasar por él", por lo que contactó con G.F. y entre ambos consiguieron que este pusiera su fotografía en el permiso de residencia de X.Z.

G.F. aprobó el examen teórico a la cuarta ocasión, después de tres intentos anteriores fallidos, entre noviembre de 2013 y mayo de 2014. En junio de 2014 realizó la prueba práctica que aprobó, aunque "convertido en un mero personaje", ha añadido el fiscal, pues "en todo momento actuaba suplantando a X.Z., quien finalmente consiguió su permiso de conducción".

Fue en abril de 2016 cuando la Policía Nacional encontró el delito de falsedad documental, al acudir a hacer una inspección a un restaurante de la capital donde X.Z. era "el jefe del local", donde había ocho ciudadanos chinos, dos de ellos "indocumentados".

En el juicio hay un tercer acusado, Y.G., de falsedad documental porque presentó una documentación irreal en la visita de la Policía Nacional al restaurante, ya que era uno de los dos que no tenía permiso de residencia ni autorización de trabajo en España, y que se enfrenta a una petición de cárcel de 22 meses más multa de 3.600 euros.

COMPARTIR: