POLÍTICA REGIONAL

Núñez pide test rápidos para las residencias de mayores y la Junta le dice que deje de hacer demagogia

Paco Núñez, en un acto de este miércoles Paco Núñez, en un acto de este miércoles

El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha deseado que este jueves 1 de octubre, en el que se celebra el Día Internacional de las Personas de Edad, el presidente regional, Emiliano García-Page, anuncie que parte de los 700.000 test rápidos, recientemente adquiridos, vayan a las residencias de la región, tal y como él le sugirió en la última reunión que mantuvieron hace unas semanas.

Así lo ha manifestado este miércoles en una rueda de prensa junto a la vicepresidenta del la Unión Europea de Mayores, Carmen Quintanilla, en la que el PP de Castilla-La Mancha ha mostrado su adhesión al manifiesto que esta entidad ha hecho público con motivo de la celebración de este día internacional de las personas mayores.

El líder popular ha explicado que en calidad de jefe de la oposición le propuso a García-Page que se adquirieran un millón de test rápidos y 300.000 de esos test fueran para los mayores que viven en las residencias de la región pudiendo así "garantizar que todos nuestro mayores recibieran una prueba diagnóstica que garantizara su salud".

Ha confesado que recibió un no por respuesta por lo que ha expresado su deseo de que el jefe del ejecutivo rectifique y "se apropie" de nuevo de una idea del PP y ponga este tema en la agenda política porque es "necesaria y realista".

Y es que se ha declarado que su partido está con los problemas que tiene la región y buscando soluciones y ha puesto como ejemplo sus propuesta como la ley de ocupación y la de apoyo al sector hostelero y ha criticado como han sido rechazadas por parte del gobierno regional para después hacer propuestas similares en lugar de negociar.

Manifiesto de mayores

De esta forma y en relación al manifiesto de la Unión Europea de Mayores, Núñez ha asegurado que desde el PP tanto europeo, nacional y regional van a trabajar intensamente por la igualdad de los mayores, por la sostenibilidad de su poder adquisitivo y que constituyan uno de los principales focos de protección frente a la pandemia.

Además ha redoblado su compromiso como presidente del PP regional para combatir la soledad y la desigualdad de los mayores del ámbito rural, porque el acceso a los servicios tiene que ser igual sin depender del sitio en el que vivas y sobretodo "unas personas que lo han dado todo y son nuestro mejor presente", ha concluido.

Previamente, Carmen Quintanilla, como vicepresidenta de la Unión Europea de Mayores ha insistido que en que en un día como el que se celebra este jueves "es fundamental" que se mire hacia los más de 9 millones mayores de 65 años que hay en España, cifra donde más de la mitad son mujeres y hacer un llamamiento la solidaridad, a la democracia y a que no puede existir discriminación por razón de edad.

"La integridad es tanto o más importante porque la intergeneración de jóvenes y mayores es el futuro", ha añadido.

La soledad, el aislamiento y la discriminación económica y social son algunos aspectos que se denuncian en el manifiesto de la Unión Europea de Mayores expuesto por Quintanilla. Unos aspectos que se han visto agravados por la pandemia que también ha acabado con la vida de muchos de ellos, ha explicado.

Desde la entidad que representa Quintanilla también ha querido poner el énfasis en la situación de los mayores que viven en el entorno rural que "sufren más aislamiento, soledad y depresión". Ha hecho referencia a las dificultades de este colectivo a llegar a fin de mes por lo que desde la Unión Europea de Mayores han exigido al Gobierno que no se convierta la pandemia en un recorte o una congelación de las pensiones porque es otra forma de discriminación a los mayores.

Lo que dice la Junta

Por su parte, la portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha considerado como "preocupante" que el presidente del PP en la región, Paco Núñez, "cuestione" las medidas restrictivas como el confinamiento en la localidad de Bolaños de Calatrava, al tiempo que ha aprovechado para pedirle confianza en las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias castellanomanchegas y "dejar la demagogia".

En rueda de prensa desde el Palacio de Fuensalida, ha reconocido que se trata de "medidas duras" que el Gobierno toma para "salvar vidas" en un "objetivo común de proteger la salud publica e intentar salvar vidas".

"Pedimos a Núñez que se deje de demagogia y deje de cuestionar por qué se toman decisiones epidemiológicas", ha dicho, reparando en que Bolaños tenía una incidencia de 1.500 casos positivos por cada 100.000 habitantes cuando se adoptó esta medida.

Se trata de una iniciativa "dura" adoptada desde la Delegación de Sanidad en Ciudad Real con "información constante y leal", por lo que ha hecho una llamada a la "responsabilidad". "Si los políticos nos tiramos los trastos a la cabeza tenemos más difícil que confíen en nosotros. La salud pública está en juego, y también la vida de las personas", ha zanjado.

Compartir