DONACIÓN AL CENTRO HOSPITALARIO DE GUADALAJARA

El cochecito de Cruz Roja con el que los niños irán al quirófano y las pruebas en un Hospital de Castilla-La Mancha

La Unidad de Pediatría del Hospital Universitario de Guadalajara dispone de un cochecito eléctrico, donado por la Cruz Roja, que llevará hasta el quirófano o a la realización de pruebas médicas a los niños ingresados.

De este modo, a través de un acuerdo suscrito entre el Sescam y Cruz Roja, los pequeños podrán desplazarse hasta el quirófano o a hacerse pruebas médicas desde sus habitaciones, convirtiendo el trayecto en algo divertido con el fin de reducir el nerviosismo y miedo que suele provocar este tipo de situaciones desconocidas para un niño, según ha informado la consejería de Sanidad este miércoles en nota de prensa. 

Se trata de un minicoche eléctrico para niños de entre tres y cinco años, si bien su uso depende del peso y dimensiones del pequeño. Puede ser conducido indistintamente por el propio niño o por radiocontrol y su velocidad es de cinco o seis kilómetros por hora, cuenta con sonido e iluminación LED en faros y salpicadero, y está rotulado con los logotipos de Cruz Roja.

La gerente del Área Integrada de Guadalajara, Isabel López San Román, y la directora de Enfermería, Ángeles Martín Octavio, han manifestado su agradecimiento a Cruz Roja a la vez que han destacado la labor “impresionante” que realiza esta ONG y la colaboración con el Hospital de Guadalajara.

En este sentido, han valorado iniciativas como el desarrollo de actividades educativas y lúdicas para mantener abierta en verano el Aula Hospitalaria ‘La Pecera’, a la que se suma la donación de este nuevo vehículo para los niños ingresados. Estas propuestas, ha señalado Isabel López San Román, “van en la línea de la humanización de la asistencia sanitaria, de mejorar la atención y el cuidado" que dan a los pacientes.

La mejor asistencia

Al respecto, Ángeles Martín Octavio ha manifestado que de esta manera no sólo se pretende que los pacientes tengan la mejor asistencia sanitaria, sino que también es fundamental la humanización del cuidado en una situación, como es la enfermedad, en la que tanto los niños como sus familiares se encuentran nerviosos y vulnerables.

El jefe del servicio de Pediatría, Alfonso Ortigado Matamala, ha mostrado también su agradecimiento a Cruz Roja Española, que ha estado representada por su presidenta en Guadalajara, Carmen Hernández, y por un grupo de voluntarios de Cruz Roja Juventud. En palabras de Carmen Hernández González, la donación de este minicoche eléctrico se enmarca en el proyecto ‘Emotions’ de Cruz Roja Española, que se incluye a su vez en su proyecto de ‘Infancia Hospitalizada’.

Éste consiste en desarrollar actividades de apoyo durante el tiempo de hospitalización de los menores, a través de la presencia de voluntarios que proponen juegos, canciones, concursos, talleres o lecturas, entre otras actividades.

En este sentido, ‘Emotions’ pretende mejorar el estado emocional de los niños ingresados y sus familias, siempre de manera coordinada, facilitando el trabajo de los profesionales y contribuyendo a reducir la ansiedad e inquietud propias de estas situaciones. Desde hace menos de un año, Cruz Roja Española viene distribuyendo este tipo de vehículos a unidades de Pediatría de hospitales de toda España, y “en todos ellos han sido muy bien acogidos y además muy bien utilizados”, ha concluido.

COMPARTIR: