REFORMAR EL REGLAMENTO DE LAS CORTES

Más diputados y con un sueldo fijado de antemano, recetas de Fernández Vaquero para las Cortes regionales

FOTO: EP
FOTO: EP
Cargando el reproductor...

El presidente de las Cortes, Jesús Fernández Vaquero, considera que en esta legislatura aún queda tiempo para modificar el reglamento del parlamento regional para, entre otros asuntos, introducir la comparecencia del presidente de la Junta con una regularidad periódica.

En una entrevista concedida a la Agencia Efe, Fernández Vaquero recuerda que, hace tres años, pasó una propuesta de reforma del reglamento a los grupos parlamentarios, si bien apunta que este tema no se ha vuelto a abordar desde entonces y cree que se podría acometer antes de que acabara la legislatura.

A su entender, se trataría de cambiar "determinados aspectos" entorno a los debates generales o la comparecencia del presidente de la Junta de Comunidades en las Cortes, como ya está regulado en otros parlamentos y que "tarde o temprano" se debería hacer también en el de Castilla-La Mancha, pero considera que "no ha habido tiempo por parte de los grupos para pensar en esto" debido a que se han sucedido otros acontecimientos políticos y sociales.

Sin embargo, Fernández Vaquero explica que, aunque el reglamento estipule unos determinados turnos de intervención o marque unos tiempos, los grupos parlamentarios siempre lo pueden modificar si llegan a un acuerdo para ello, por lo que resalta que "por encima del reglamento está el acuerdo de los grupos".

Tampoco se ha cerrado un acuerdo entorno a la recuperación de los salarios de los diputados, después de que en la pasada legislatura se suprimieran las retribuciones fijas y, desde entonces, los parlamentarios cobren una indemnización a la que se suman dietas por asistencia a plenos.

Fernández Vaquero expone que en la Mesa de las Cortes, en la actual legislatura, se llegó a un acuerdo para que los parlamentarios que presiden comisiones puedan cobrar, de forma estable, tres veces el salario mínimo interprofesional, si bien considera que sería deseable que, al inicio de la próxima legislatura, se alcanzara un acuerdo para fijar un sueldo a todos los diputados.

En este sentido, propone que se estudien cuánto cobran otros cargos de otras administraciones públicas y que, por ejemplo, se homologue el sueldo de un diputado castellano-manchego al de otro cargo que se acuerde, que podría ser un subdirector general del Estado o el que se considere oportuno "teniendo en cuenta que Castilla-La Mancha no es una región muy boyante desde el punto de vista económico", pero que tampoco sea lesivo para el diputado.

Así, los ciudadanos se podrían presentar a las elecciones "con todas las cartas sobre la mesa y sabiendo cuánto cobrarían", pues opina que el actual sistema de retribuciones limita que un ciudadanos de a pie pueda presentarse a las elecciones.

También lamenta que las Cortes regionales solo cuente con 33 diputados, tras la reforma del estatuto de autonomía y posterior modificación de la ley electoral de la anterior legislatura, si bien defiende que esos cambios, en el futuro, deberían hacerse con el consenso de todos los grupos políticos.

Y en esa reforma del estatuto de autonomía también se debería cerrar un acuerdo entorno al agua, para garantizar que quedan cubiertas las necesidades hídricas de la región. A su entender, este acuerdo sobre llegará "tarde o temprano", sobre todo porque "no hay agua" y apuesta por poner en marcha un plan de desalación de agua en el Levante, para que las necesidades de esa zona queden cubiertas, pero también se pueda disponer del agua del Tajo en su cuenca.

COMPARTIR: