ASÍ LO HA ANUNCIADO AURELIA SÁNCHEZ

Castilla-La Mancha hará test de antígenos a todos los que visiten las residencias de mayores

Castilla-La Mancha comenzará a repartir esta misma semana test de antígenos en todas las residencias de mayores de la región para controlar que las personas que acudan a visitar a sus familiares están libres de la covid-19.

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, que ha visitado este miércoles Ciudad Real para mantener un encuentro con el presidente de la Diputación provincial, José Manuel Caballero, ha hecho este anuncio a preguntas de los periodistas sobre cómo se va a proceder a facilitar las visitan en los centros de mayores de la región.

Sánchez ha reconocido que los buenos datos de afectación de la pandemia permiten hacer posible el reencuentro con todas las medidas de seguridad de las personas mayores con sus seres queridos y ha comentado que la vacunación ya está dando sus frutos, pero ha reconocido que aún hay que ser "muy prudentes" a la hora de ver cómo se articulan estas visitas, porque, ha insistido, "no se puede poner en peligro a nadie".

En este sentido, ha señalado que será obligatorio que a todos los visitantes que acudan a la residencia se les haga un test de antígenos, que se articulen citas previas y que las visitas se hagan al aíre libre y manteniendo una distancia de cinco metros, para garantizar la seguridad de los residentes.

Aurelia Sánchez ha comentado que "las miradas serán muy importantes" en estas visitas, pero, las personas mayores y sus familiares podrán volver a reencontrarse.

"Empatizamos con las personas mayores y somos sensibles con todo el sufrimiento que están teniendo todas las familias, no se puede poner en peligro ha nadie", ha insistido la consejera, que también ha advertido que las visitas exclusivamente se podrán realizar a las residencias que estén "libres de covid".

A día de hoy, ha concluido, tan solo están afectadas 25 de las 343 residencias que hay en la región y 45 personas contagiadas.

UGT pide más profesionales 

Por otra parte, UGT Castilla-La Mancha ha pedido un incremento de los profesionales sanitarios que atienden los centros socio sanitarios de la región para poder así hacer frente a las pruebas de test de antígenos que, desde el lunes 22 de febrero, son necesarias realizar a las personas que visitan a familiares.

La Federación de Servicios Púbicos (FeSP) de UGT CLM recuerda que, como medida especial para la contención de la expansión del Covid-19, en Castilla-La Mancha las personas que vayan a realizar una visita en estos centros (residencias de mayores, centros de atención a personas con discapacidad) deberán someterse allí mismo, y de manera previa, a un test rápido de antígenos, un test que deberá llevar a cabo el personal sanitario del centro y solo si dicha prueba es negativa podrá procederse a la visita.

Si bien la Unión General de Trabajadores considera que la medida es positiva y adecuada para la contención de los contagios en estas instalaciones, también advierte del incremento de la carga laboral que supondrá para los trabajadores sanitarios, "unos trabajadores que están viviendo en primera persona las consecuencias de la pandemia y cuya carga de trabajo ya es de por sí muy elevada, a lo que hay que sumar la escasez de plantilla que hay en algunos lugares", ha informado UGT en nota de prensa.

Por todo ello el sindicato solicita que tanto para los centros públicos como para los privados se apruebe y dote un aumento de la plantilla, fundamentalmente en los turnos de mañana y tarde que es cuando tienen lugar dichas visitas.

Este miércoles, el sindicato se ha dirigido a los responsables del Sescam y de la Consejería de Sanidad para trasladarles esta petición.

Compartir