AMBOS EN LA PROVINCIA DE CIUDAD REAL

Se inician los trámites para declarar dos nuevos monumentos naturales en Castilla-La Mancha

Cuenca minera de Puertollano, Ciudad Real Cuenca minera de Puertollano, Ciudad Real

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha ha publicado este martes dos acuerdos del Consejo de Gobierno por los que se inician los procedimientos de declaración de Monumento Natural para la cuenca carbonífera de Puertollano y el "Morrón" de Villamayor de Calatrava, ambos en la provincia de Ciudad Real.

En sendos acuerdos, publicados en el DOCM consultado por Efe, se recuerda que la ley de Conservación de la Naturaleza establece que la Red de Áreas Protegidas de Castilla-La Mancha deberá incluir las áreas naturales que resulten representativas de los ecosistemas de la región, teniendo en cuenta su diversidad y su estado de conservación, así como las que contengan manifestaciones valiosas de los tipos de hábitat, elementos geomorfológicos de protección especial, así como especies de fauna y flora amenazadas.

En el caso de la declaración de los materiales carboníferos de Puertollano, se detalla que el movimiento de tierras para la elaboración de un pozo de agua llevó al descubrimiento en 1873 de las primeras plantas fósiles del carbonífero de Puertollano y con ello el descubrimiento de las capas de carbón y su primera explotación en el año 1877.

En total, se han descrito más de 40 especies de plantas, representantes de una flora de ambiente húmedo, entre las que predominan los helechos arborescentes con frondes de grandes dimensiones y son también abundantes los restos de licofitas y equisetos gigantes.

De especial mención son los fósiles de dos niveles de ceniza volcánica intercalados en la capa de carbón, que han preservado la vegetación carbonífera in situ al estilo de Pompeya por la erupción del Vesubio y permiten mostrar la asociación vegetal de la zona de marisma característica de Puertollano. De hecho, el acuerdo resalta que los niveles fosilíferos de Puertollano son únicos en España y unos de los mejores a nivel mundial.

Además, la existencia de restos de vertebrados en la cuenca de Puertollano es conocida desde principios del siglo XX y fruto de las labores de prospección se han obtenido restos esqueléticos y huellas de organismos pertenecientes a varias clases de vertebrados, anfibios y posiblemente también reptiles.

Morrón de Villamayor

En cuanto al Morrón de Villamayor se explica que este singular afloramiento volcánico se encuentra situado en el centro de la comarca natural del Campo de Calatrava y destaca por su relieve sobre la línea de cumbres de la sierra paleozoica.

Las principales razones para proponer la protección de esta área son la composición petrológica del afloramiento, las únicas leucititas olivínicas de la península Ibérica y posiblemente única en Europa y la singular morfología vulcanológica, ya que el afloramiento representa un intrusivo de tipo domático, no existiendo ninguno similar en Ciudad Real.

También destaca lo particular del relieve, al destacar 30 metros sobre la cota media de la cuerda paleozoica de la sierra donde se emplaza y con una morfología en domo ajena a la de las cumbres aplanadas de las sierras cuarcíticas, lo que hace que sea visible desde amplias zonas de la comarca, a varios kilómetros de distancia.

Y, por último y especialmente, por su significado en la evolución del vulcanismo de Calatrava, al ser el único volcán de la primera fase eruptiva, que se diferencia del resto tanto por composición mineralógica como por morfología volcánica. 

Compartir