PARA LOGRAR LA MUERTE ANIMAL SIN DOLOR

Consumo recogerá opiniones sobre la instalación de cámaras en mataderos

El Ministerio de Consumo ha abierto una consulta pública sobre la conveniencia de instalar cámaras en el interior de los mataderos para velar por el bienestar animal. La iniciativa estará abierta a comentarios, opiniones y valoraciones de ciudadanos, organizaciones y asociaciones hasta el próximo 23 de octubre para facilitar la participación ciudadana previa a la elaboración de un proyecto de Real Decreto.

La voluntad del departamento que dirige Alberto Garzón es evitar las malas prácticas e incumplimientos que se siguen produciendo ocasionalmente en materia de protección animal en algunos mataderos.

Considera así que una medida para evitar estas situaciones es la instalación de cámaras de video-vigilancia en su interior. La medida según Consumo contribuiría a cumplir el Reglamento del Consejo de la Unión Europea de 2009 sobre la protección de los animales en el momento de la matanza durante su sacrificio en el matadero.

La normativa admite que el sacrificio en mataderos puede provocar dolor, angustia, miedo u otras formas de sufrimiento a los animales, incluso en las mejores condiciones técnicas disponibles. Por eso, insiste en que los operadores o cualquier implicado en el sacrifico animal debe adoptar las medidas necesarias para evitar su dolor y reducir al mínimo la angustia y el sufrimiento de estos en el momento de su sacrificio.

Así, el objeto de la consulta pública es la futura aprobación de una normativa que hará obligatoria la instalación de cámaras de video-vigilancia en los mataderos y además las imágenes serán grabadas e incorporadas a los controles del bienestar animal que ya llevan a cabo.

Asimismo, en caso de que las imágenes reflejen algún incumplimiento del personal se tomarán "medidas inmediatas" sin menoscabo de las que se puedan adoptar ulteriormente.

La medida buscaría también dotar a las autoridades competentes de una herramienta adicional y complementaria, que les sirva de ayuda para
controlar el cumplimiento de la normativa de bienestar animal.

Por otra parte, se permitirá supervisar el manejo de los animales en un horario en el que el matadero está abierto para recibirlos, pero que queda fuera de su jornada laboral, así como, se proporcionará imágenes de las zonas de aturdimiento por gases, a las que de otra manera no se tiene acceso.

La consulta recibirá también comentarios sobre la forma en cómo contribuirá esta herramienta a proporcionar a los servicios veterinarios
oficiales la posibilidad de verificar que el operador cumple con todas las obligaciones emanadas de la legislación de bienestar animal, incluso en momentos en los que no ha estado presente.

Compartir