ERA PRESIDENTA DE INFANCIA LIBRE

Puede ir a la cárcel tras ser arrestada en Cuenca por tener a su hijo sin escolarizar

Imagen de archivo de la acusada Imagen de archivo de la acusada

La presidenta de Infancia Libre, María Sevilla, arrestada en marzo de 2019 por tener a su hijo en una finca de Cuenca sin escolarizar y sin contacto con su padre, se sienta mañana en el banquillo por un delito de sustracción de menores por el que la Fiscalía pide tres años y medio de prisión y cinco años sin patria potestad.

El Juzgado de lo Penal número 23 de Madrid celebrará mañana el juicio a María Sevilla, una de las tres integrantes de la asociación Infancia Libre detenidas en 2019 por no dejar a los padres de sus hijos ver a los menores a pesar de resoluciones judiciales que lo avalaban.

La Policía comenzó a investigar a la asociación en abril de 2019 tras la detención en Madrid de María Sevilla, Patricia G.A. y Ana María B.V. y de llevar ante un juzgado de Granada a la vicepresidenta del colectivo, Rocío de la Osa.

Sus exparejas coincidían en los hechos denunciados y en los meses siguientes los investigadores policiales llegaron a tener sobre la mesa 22 casos similares y propusieron investigar a Infancia Libre por organización criminal, lo que fue desestimado por la Fiscalía, que archivó la causa por este delito.

Así María Sevilla será la primera de las arrestadas en sentarse en el banquillo acusada por la Fiscalía de un delito de sustracción de menores por el que la Fiscalía solicita tres años y seis meses de cárcel e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho a la patria potestad durante cinco años.

La Fiscalía relata que en diciembre de 2017 el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Valdemoro dictó un auto por el que daba la guarda y custodia del hijo de María Sevilla a su padre, pero la acusada, que era "plenamente conocedora" de esta resolución judicial y de otra posterior en el mismo sentido, decidió hacer "caso omiso" y se llevó al menor "con la intención de no entregarlo en ningún momento al padre".

Se instaló en diferentes puntos de España, sin que el padre supiera dónde estaba, "impidiendo con ello que el menor estuviera con su padre así como que este ejerciera los derechos y deberes inherentes a la custodia que le correspondían", relata el Ministerio Público.

Finalmente, tras decretarse la detención de la acusada por auto del 30 de noviembre de 2018, y como fruto de la investigación policial, la acusada y el menor fueron localizados el fecha 30 de marzo de 2019 en una finca situada en la localidad conquense de Villar de Cañas.

María Sevilla fue arrestada y el menor se quedó a cargo de su padre provisionalmente hasta que el 12 de abril de 2019 el Juzgado de Instrucción 27 de Madrid, dictó un auto por el que se prohibía a la acusada acercarse a su hijo, a menos de 200 metros.

Dos meses después, el 27 de junio de 2019, el juzgado modificó esa medida y autorizó a la madre ver al menor en visitas supervisadas en un punto de encuentro.

En el transcurso de la investigación abierta por la Fiscalía, y luego archivada, María Sevilla declaró en noviembre de 2019 ante la fiscal y tachó de "circo" las investigaciones policiales que apuntaban que Infancia Libre funcionaba como una organización criminal, ya que -dijo- "los niños no han mentido", algo que "si no se demuestra ahora, se demostrará cuando crezcan".

Compartir