UNESCO

Sigüenza pisa el acelerador para convertirse en Patrimonio de la Humanidad

La localidad de Sigüenza (Guadalajara), que aspira a ser Patrimonio de la Humanidad, ha "ralentizado" algunas de las actividades que tenía diseñadas para este principio de 2021 debido a la pandemia de la covid-19, pero, por contra, ha intensificado el "trabajo de oficina".

La alcaldesa de Sigüenza, María Jesús Merino, se ha referido, en declaraciones a Efe, a este proceso "aún inicial" de la candidatura de la villa y también ha hablado, por otra parte, de cómo ha afectado la borrasca 'Filomena' al municipio.

Así, parte del trabajo de la candidatura se ha "ralentizado un poco" porque algunos actos y eventos que se habían planteado no han podido llevarse a cabo debido a la covid-19, pero esta situación les ha permitido intensificar el "trabajo de oficina".

La alcaldesa ha señalado que todavía están en un "proceso inicial" de este camino para conseguir la declaración de "nuestro bien más singular".

Desde esta semana Sigüenza tiene medidas de nivel 3 decretadas por Sanidad debido a la incidencia de la covid-19.

Por otra parte, Merino ha reconocido que pese a que están acostumbrados al frío y la nieve, la caida estos días ha sido “mayor” de las habituales, con hasta 60 y 70 centímetros de espesor en algunas zonas.

Los edificios patrimoniales que estaban bien conservados se han mantenido "en buen estado" y no se han detectado daños especiales salvo en los casos en que ya había problemas de antemano, como puede suceder en cualquier vivienda.

Sobre el temporal, ha subrayado el esfuerzo "enorme" que se ha hecho esta semana, en particular porque Sigüenza tiene 28 pedanías que en estas situaciones "se hace difícil de gestionar".

El mayor problema se ha dado en estos núcleos de población y en el casco histórico, donde ha habido temperaturas de 18 y 20 grados cero y placas de hielo frecuentes, aunque las temperaturas ya se han suavizado algo este fin de semana. 

Compartir