OPERACIÓN DE LA GUARDIA CIVIL

Cinco detenidos y desmantelada una banda de alunizajes con gran actividad en Madrid y muchos pueblos de Toledo

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional han desarticulado un grupo criminal especializado en cometer alunizajes en talleres mecánicos, estaciones de servicio y otros establecimientos de Madrid y Toledo, y han detenido a cinco hombres a los que imputan 52 acciones delictivas.

El pasado mes de agosto agentes de las unidades orgánicas de Policía Judicial de la Guardia Civil de Toledo y Madrid y de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Policía Nacional comenzaron a investigar una serie de robos que se estaban cometiendo por el método del alunizaje, a veces empleando la violencia si eran sorprendidos por los propietarios o utilizando armas de fuego para amenazar a sus víctimas.

Robaban especialmente en talleres mecánicos y llegaron a robar en seis en una sola noche, según ha informado este jueves la Guardia Civil, que ha agregado que sustraían herramientas y maquinaria, así como vehículos de alta gama que después utilizaban para cometer nuevos delitos.

Además, este grupo también actuaba en estaciones de servicio y otros establecimientos.

Los agentes comprobaron que en el grupo delictivo estaban integrados cuatro hombres "con fuertes vínculos de amistad entre ellos, alguno con gran habilidad al volante y que ya habían sido arrestados en numerosas ocasiones".

Estos individuos estaban asentados en la ciudad de Madrid y en el municipio toledano de Casarrubios del Monte, pero cambiaban de residencia de forma habitual para dificultar las labores de investigación.

La detención de los cinco hombres se llevó a cabo en un operativo conjunto llevado a cabo en el aparcamiento del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, tras el cual se realizaron dos registros domiciliarios en Casarrubios del Monte, en sendas viviendas que tenían ocupadas de manera ilícita y en las que se recuperaron numerosos efectos procedentes de los robos investigados, 14 vehículos de alta gama y una caravana, todo valorado en unos 300.000 euros.

Los robos fueron cometidos en trece localidades de la provincia de Toledo (Ventas de Retamosa, Otero, Lominchar, Recas, El Casar de Escalona, Cebolla, Carpio de Tajo, Yuncos, Yuncler, Casarrubios del Monte, Santo Domingo Caudilla, Escalonilla y Hormigos) y en nueve de la Comunidad de Madrid (Madrid, Navalcarnero, Alcorcón, Ciempozuelos, San Sebastián de los Reyes, Torrejón de Ardoz, Coslada, Getafe y Algete).

Con la investigación se ha desarticulado el grupo criminal y se han esclarecido 52 acciones delictivas, incluyendo siete robos con violencia e intimidación, 21 robos con fuerza, siete sustracciones de vehículo, un delito de atentado a agentes de la autoridad, un delito de daños y otro de pertenencia a grupo criminal.

Compartir