PARTICIPACIÓN CIUDADANA

García Molina se aferra a un clavo ardiendo ante el complicado panorama de su ley

El vicepresidente segundo del Gobierno de Castilla-La Mancha, José García Molina, ha asegurado que todavía confía en poder ver aprobada la ley de Participación Ciudadana impulsada por partido --Podemos-- desde su llegada al Gobierno regional en agosto de 2017, afirmando que "lo más importante es poder terminar la legislatura cumpliendo con la palabra dada a la ciudadanía".

Así lo ha asegurado en declaraciones a los medios antes de inaugurar la VII Conferencia de la Red Autonómica de Participación Ciudadana que acoge la sede de la Presidencia del Gobierno de Castilla-La Mancha, donde ha defendido que desde la Dirección General de Participación Ciudadana del Gobierno autonómico comandada por José Luis Gascón se ha trabajado durante 18 meses en este proyecto legislativo.

En esta cita en la que participarán 14 comunidades autónomas --a excepción de Baleares, Madrid y Galicia--, se elaborará un documento conjunto que deberá servir de "hoja de ruta para que todo siga hacia adelante" en materia de participación ciudadana.

"La ley está a punto de llegar al Consejo de Gobierno. Hasta el pitido final siempre hay partido. Y yo nunca me he ido antes hasta que suene el silbato", ha aseverado.

COMPARTIR: