EL PRESIDENTE DE CASTILLA-LA MANCHA CRITICA DE NUEVO EL PACTO DE PEDRO SÁNCHEZ CON BILDU

Page este domingo en El País: "Es paradójico negociar el estado de alarma con los que ponen el Estado en alarma"

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en una imagen reciente El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en una imagen reciente

Con motivo del Día de Castilla-La Mancha, el diario El País publica este domingo una interesante entrevista con el presidente de la Junta, Emiliano García-Page, en la que llama la atención su firme crítica al pacto alcanzado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con Bildu. Estos son algunos fragmentos de la entrevista que llaman la atención por la claridad con la que habla Page.

Pregunta. ¿Sigue dolido y perplejo por el pacto con Bildu en la votación de la última prórroga del estado de alarma?

Respuesta. Yo creo que todo el mundo y no hace falta ser de Toledo. En el País Vasco hay muchísima gente absolutamente perpleja, como dijo el lehendakari. Bueno, en estado de agobio transitorio, de desesperación, se pueden hacer muchas cosas. Al margen de razones morales, creo que negociar el estado de alarma con los que se han dedicado toda su vida a poner en alarma al Estado no deja de ser una de las paradojas de esta crisis.

P. El Consejo de Política Federal del PSOE se reunió, por primera vez en dos años y medio, dos días antes de la votación de la quinta prórroga del estado de alarma. ¿Hubo alguna señal, se deslizó que Bildu podía ser crucial para la votación?

R. No se abordó. Ni siquiera se intuyó. Hubiera habido una conclusión muy unánime. Mi sensación es que los presidentes autonómicos y secretarios generales del PSOE estábamos con el mismo nivel de información que el 95% del Gobierno.

P. ¿Hay mucho malestar?

R. Ese pacto es tan absolutamente antinatura por parte del PSOE, en ningún caso por parte de Podemos, que simple y llanamente todo el mundo prefiere darlo por no hecho. Como si fuera una pesadilla. Bildu ha tenido una ocasión más limpia que nunca de poder hablar de salvar vidas después de tantos años defendiendo lo contrario. No comparto la forma ni el fondo, como los desequilibrios territoriales que se esconden en el acuerdo [capacidad de mayor endeudamiento de Euskadi y Navarra]. Sin olvidar lo que significaba plantear así la reforma laboral, en una crisis que es apartidista y sin apellidos. Fue un error para España y también táctico. Coincido con Nadia Calviño por completo. El país necesita seguridades, previsibilidad, no introducir más elementos de incertidumbre.

En otros momentos de la entrevista:

P. Pablo Iglesias acusó a Vox de querer dar un golpe de Estado pero no atreverse. Y ha evidenciado las diferencias en política fiscal con la vicepresidenta económica y la ministra de Hacienda.

R. Los Gobiernos están para resolver problemas. No para crearlos, inflarlos o inventarnos. Y no me estoy refiriendo, obviamente, al PSOE. Algunos dirigentes políticos de la M-30 para adentro, en la derecha y la izquierda, han visto tantas veces House of Cards, Borgen y ahora Baron Noir que se comportan como guionistas. Creen que con dos campañas de marketing y con tres declaraciones se puede gobernar. España es otra cosa. El mejor guionista de la política española de todos los tiempos se llama Felipe González. Más valdría que imitaran algunos su capacidad y actuación política en vez de practicar una política ni siquiera de corto plazo, sino del momento. Del tuit diario. El presidente del Gobierno tiene que estar padeciendo bastante los sinsabores de lo que significa la deslealtad desde dentro.

P. ¿Las manifestaciones del 8-M fueron un error?

R. Para una parte del país las manifestaciones del 8-M han sido inoportunas todos los 8-M. Ni el más fanático del Gobierno se hubiera atrevido a autorizar una manifestación si claramente se hubiera sabido que era perjudicial para la salud.

Compartir
Update CMP