METEREOLOGÍA

Alerta este viernes por mucho frío en tres provincias de Castilla-La Mancha

Imagen de archivo
Imagen de archivo

Una veintena de provincias españolas estarán este viernes en riesgo amarillo (riesgo) por temperaturas mínimas de entre menos cuatro y menos ocho grados, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En concreto, estarán en "riesgo" por las bajas temperaturas: Madrid, Salamanca, Ávila, Segovia, Valladolid, Zamora, Burgos, Soria, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Teruel, Zaragoza, Huesca, Navarra, Álava, Barcelona, Tarragona, Girona y Lleida. Además, Zaragoza, Huesca y Lleida tendrán este viernes aviso amarillo por niebla, además de en riesgo por temperaturas mínimas. Y Lleida estará también en aviso por fenómenos costeros.

Aparte de estos fenómenos, predominará el tiempo estable y los cielos poco nubosos o despejados, salvo en zonas de niebla, con intervalos nubosos en el área mediterránea y, de nubes altas, en Canarias. Las brumas y nieblas, en general matinales, afectarán a las depresiones del noreste peninsular, meseta sur y, con menor probabilidad, al interior de Galicia y meseta norte.

Las temperaturas diurnas seguirán sin grandes cambios aunque las nocturnas serán "significativamente bajas" en zonas de la mitad norte peninsular, con "heladas" en gran parte del interior peninsular, siendo más intensas en Pirineos y Sistema Ibérico, según la predicción de la AEMET.

El viento soplará de componente este en Canarias, litoral cantábrico y Alborán; de componente norte en Ampurdán y Baleares; con intervalos de fuerte en el norte de Galicia, Estrecho, Ampurdán y Baleares; y predominio de vientos flojos variables en gran parte del interior peninsular.

Heladas en Castilla-La Mancha

De hecho, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para este viernes en Castilla-La Mancha que se produzcan heladas de entre -6 y -10 grados en Parameras de Molina y en los valles de la Ibérica, al tiempo que se producirán nieblas en el valle del Guadiana que podrían ser persistentes. 

De hecho, la Aemet ha activado hoy la alerta amarilla en la comarca de Parameras de Molina, por temperaturas mínimas que podrían alcanzar los -8 grados; en la Serranía de Cuenca, ante la previsión de marcar -6 grados, y en la Mancha toledana, donde los termómetros marcarán -4 grados. Los cielos estarán poco nubosos o despejados, con intervalos de nubes bajas, brumas y bancos de niebla matinales en puntos de La Mancha, en el sureste de Albacete y en el valle del Guadiana, donde podrían ser persistentes. 

Las temperaturas mínimas se mantendrán sin cambios o estarán en ligero descenso, con una previsión de que bajen hasta -4 grados en Cuenca, -3 en Albacete, Ciudad Real y Toledo y -2 en Guadalajara. Las máximas en estarán descenso en el suroeste y con pocos cambios en el resto, por lo que se prevé que no se superen los 14 grados en Cuenca, 13 en Guadalajara, 12 en Toledo, 11 grados en Albacete y 8 en Ciudad Real. También habrá heladas débiles generalizadas, más intensas en la Ibérica y los vientos soplarán flojos de dirección variable.

COMPARTIR: