EDUCACIÓN

La Junta quiere crear un sello de calidad que sirva para distinguir a los centros educativos más participativos

FOTO: JCCM
FOTO: JCCM

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Castilla-La Mancha trabaja en la creación de un sello de calidad que identifique a los centros educativos por sus buenas prácticas en la convivencia y en el fomento de la participación de la comunidad educativa, y por este motivo, ha reconocido a 63 centros de la región con ayudas de 1.000 euros para cada uno, con el objetivo de seguir desarrollando sus programas en este ámbito y potenciar estos recursos didácticos.

Así lo ha recordado el director general de Programas, Atención a la Diversidad y Formación Profesional, Amador Pastor, durante el acto de inauguración de las Jornadas 'Convivencia y Participación', celebradas en el salón de actos de la Fábrica de Harinas de Albacete, y organizadas por el Centro Regional de Formación al Profesorado, que han contado con la asistencia de 200 docentes, entre profesores, orientadores, y representantes de equipos directivos, y 16 proyectos educativos.

Durante su intervención, Pastor ha subrayado que la provincia de Albacete es pionera en la creación de comunidades de aprendizaje, -ya que de los diez centros existentes-, los dos primeros se impulsaron en la ciudad de Albacete y en la localidad de Hellín, en alusión a los CEIP 'La Paz', y 'Entre Culturas', respectivamente, según ha informado la Junta.

Además, el director general de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte que estuvo acompañado del director provincial, Diego Pérez, y el coordinador de la jornada, Pedro Charcos, ha valorado la red constituida por 39 centros educativos de la provincia de Albacete en la Agenda Escolar 21, "defendiendo valores de participación y convivencia".

COMPARTIR: