SOBRE LA DECLARACIÓN DE BÁRCENAS

El PSOE pide al PP de CLM una auditoría y Núñez le resta importancia para centrarse en la ciudadanía

FOTO: Paco Núñez
FOTO: Paco Núñez

El secretario de Organización del PSOE en Castilla-La Mancha, Sergio Gutiérrez, ha pedido que el Partido Popular "abra una auditoría interna" en su partido para saber si "hubo algún tipo de financiación ilegal" por parte de los 'populares' en la Comunidad Autónoma en el marco de la 'operación Kitchen'. Mientras tanto, Paco Núñez, líder de los populares en la región, resta importancia a unos temas que están "más que hablados y debatidos" para centrarse en los verdaderos problemas de la ciudadanía.

Gutiérrez ha hecho esta petición en declaraciones a los medios después de que el extesorero del PP Luis Bárcenas haya declarado este viernes ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que los papeles y anotaciones que presuntamente le sustrajo su chófer, Sergio Ríos, como confidente policial en la llamada 'operación Kitchen', versaban sobre la financiación de la campaña electoral de la expresidenta de Castilla-La Mancha y exsecretaria general del partido, María Dolores de Cospedal y que si no están en la causa, es porque alguien quiso ocultarlo.

"Es tremendamente grave que, en este episodio de la historia de España, Castilla-La Mancha esté en el corazón de la trama gracias a Cospedal", ha manifestado el también eurodiputado, que ha insistido en pedir al PP que "no se ponga de perfil ni intente hacer que aquí no ha pasado absolutamente nada".

Sergio Gutiérrez también ha apuntado que le resulta "curioso" que fuera el PP "el que suprimiera el Tribunal de Cuentas en Castilla-La Mancha". "Ahora podemos comprobar por qué querían menos control, posiblemente para intentar facilitar que se taparan este tipo de prácticas contables", ha añadido.

Por ello, ha insistido en pedir a Núñez que, "en vez de jalear a Cospedal en cenas de Navidad como presidenta de honor, haga una auditoría interna en el PP de Castilla-La Mancha" para saber "si Bárcenas o alguno de sus secuaces intervino en la financiación del PP" en la Comunidad Autónoma.

Núñez se centra en los ciudadanos

Por su parte, el presidente del PP de Castilla-La Mancha, Francisco Núñez, ha querido quitar hierro este viernes a las declaraciones del extesorero del PP Luis Bárcenas después de que éste haya declarado este viernes ante el juez de la Audiencia Nacional. A su juicio,  estas cuestiones no interesan a los castellano-manchegos, que sí están preocupados por lo que ocurre en Cataluña.

Núñez, que ha participado este viernes en la comida navideña del PP de Valdepeñas con afiliados, a la que también iba a asistir del secretario general de los 'populares', Teodoro García Egea, que no ha llegado al inicio, ha respondido así a las preguntas de los periodistas sobre la explicación de Bárcenas y su mujer, Rosalía Iglesias, sobre este asunto.

"Sé que el PSOE de Castilla-La Mancha está muy preocupado porque sabe que va a perder las próximas elecciones y Page también está preocupado porque sabe que las continuas mentiras que ha contado en estos años prometiendo infraestructuras son nada más que eso, mentiras, por lo que tienen que tratar de tapar sus mentiras e incumplimientos, además de su servilismo a Pedro Sánchez, tratando de generar cortinas de humo que confundan a la sociedad".

Ha agregado el presidente regional del PP que estos temas "están más que hablados y debatidos" pero que no son los que preocupan a los castellano-manchegos sino que, en su opinión, lo que de verdad les interesa es lo que está ocurriendo en Cataluña "con el silencio cómplice de Page y de Sánchez".

En este sentido, ha aprovechado su intervención para condenar la agresión sufrida por un periodista de Intereconomía en Barcelona mientras informaba de la reunión del Consejo de Ministros, al tiempo que ha lamentado que haya "grupos de salvajes que están en las calles con la excusa el independentismo para generar conflicto y tensión".

Un conflicto que, ha agregado, está agravado porque el concierto de Sánchez "claudicaba el jueves ante el independentismo por anclarse a su sillón, de forma que Sánchez está vendiendo la unidad de nuestro país y Page es cómplice de esta estrategia porque no ha abierto la boca. "Es una vergüenza", ha concluido.

COMPARTIR: