DECLARACIONES DEL LÍDER NACIONAL DEL PP

Pablo Casado dice desde Toledo que la anulación del cierre de Madrid deja en situación "insostenible" al ministro Illa

El presidente del PP, Pablo Casado, en la clausura de la Asamblea de la Empresa Familiar, este jueves en Toledo. Foto: Óscar Huertas El presidente del PP, Pablo Casado, en la clausura de la Asamblea de la Empresa Familiar, este jueves en Toledo. Foto: Óscar Huertas

El líder del PP, Pablo Casado, ha asegurado este jueves en Toledo que la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) anulando el cierre de Madrid "da la razón" al Gobierno madrileño que dirige Isabel Díaz Ayuso y pone en "una situación prácticamente insostenible" al ministro de Sanidad, Salvador Illa.

En su intervención en la Asamblea General de la Empresa Familiar en Toledo en Toledo, Casado ha afirmado que el ministro por una "motivación política y partidista arremetió" contra la Comunidad de Madrid, que "ya había tomado medidas avaladas por el Tribunal Superior de Justicia".

Es más, ha recalcado que desde el Gobierno de Pedro Sánchez se lanzó "un mensaje de miedo y de temor a la población" que, a su juicio, no se debe hacer "nunca" desde la política. "Hay que tener lealtad institucional e intentar dar tranquilidad a los españoles y tener criterios científicos, basados en los médicos", ha apostillado.

Tiende la mano

En este punto, ha señalado que las medidas tomadas por la Comunidad de Madrid "han permitido reducir un 40 por ciento la incidencia de contagios" y "bajar la presión en las UCIS un 40 por ciento". Y ha recalcado que ante el "cierre total" que planteó el Gobierno que "tanto afecta a la economía" al final un tribunal "ha venido a decir que no era la mejor idea".

En cualquier caso, Casado ha asegurado que quería volver a "tender la mano" al Gobierno de Pedro Sánchez y ha defendido mejorar el marco jurídico para limitar la movilidad para ofrecer seguridad jurídica y "no depender" de los tribunales para hacer efectivas las limitaciones de movilidad.

"Hacen falta políticas serias y no partidistas, y que ningún ministro arremeta contra un Gobierno autonómico por una futura campaña electoral y que ningún presidente intente lavar las malas cifras de gestión sanitaria haciendo culpables a otras administraciones porque hoy se ha visto que ni tenían razón ni los españoles merecen este espectáculo", ha resaltado.

Compartir