EL JUICIO, ESTE MIÉRCOLES

Terrible caso de maltrato en Albacete: intentó atropellar a su mujer y siguió con las amenazas desde la cárcel

Un hombre será juzgado este miércoles en Albacete acusado de un delito de intento de homicidio hacia su esposa, a la que tras una discusión y haberla golpeado repetidas veces atropelló con su vehículo con la intención de matarla, según la Fiscalía que pide una pena de cárcel de 10 años y ocho meses.

El juicio tendrá lugar este 4 de noviembre en la Audiencia Provincial de Albacete , y el acusado es P.M.G., aunque también está procesado su hermano, M.M.G., por colaborar en un delito de quebrantamiento de condena por el que le piden nueve meses de prisión.

La acusación contra el principal encausado es de un delito continuado de amenazas y un delito de homicidio en grado de tentativa por la agresión hacia su esposa la mañana del 10 de octubre de 2019, cuando ambos estaban en el domicilio común de la pedanía de Isso (Hellín).

La Fiscalía dice que hubo una "discusión" entre P.M.G. y su esposa, porque ella se había ido de la casa, y el acusado "esgrimió una navaja cerrada para atemorizarla, navaja que ella le quitó".

La discusión continuó en la vía pública, donde P.M.G. "agredió a su mujer y la tiró al suelo, la cogió del pelo y la arrastró por el suelo", mientras le decía "vas a dejar de respirar", según el escrito del fiscal que recoge que la agarró del cuello diciéndole que la iba a matar y le "propinó diversos golpes en la cabeza y patadas en el costado, así como le metió los dedos en los ojos".

A continuación, el acusado cogió su coche "y aprovechando que su mujer estaba en el suelo, la embistió con el vehículo para provocarle la muerte" aunque la víctima pudo saltar y agarrarse al capó para no ser atropellada; y quedó sobre el capó "mientras que el acusado prosiguió la marcha y realizaba movimientos zigzagueantes para que cayera al suelo" hasta que la lanzó del vehículo.

Amenazas desde la cárcel

El agresor entró en la cárcel el 11 de octubre de 2019 por estos hechos, pero pese a la medida cautelar que le impedía comunicar con la víctima usó a su hermano, M.M.G., para hacerle llegar tres cartas, sostiene el fiscal, y también usaba su teléfono para comunicar con ella y amenazarla de muerte.

La pena de cárcel que se solicita para P.M.G. es de nueve años por el intento de homicidio y 20 meses por el delito continuado de amenazas.

Compartir