ESTÁ VIVO PERO GRAVE

Un guardia civil se dispara en la cabeza en el centro de trabajo de su mujer

Un guardia civil de Ourense de 48 años de edad --C.L.R.-- ha tenido que ser trasladado a un centro hospitalario en la mañana de este martes después de pegarse un tiro en la cabeza en el trabajo de su mujer, la residencia de ancianos San José de la parroquia ourensana de Rairo.

Según informa la Policía Nacional a Europa Press, el hombre, que se encuentra en el Complexo Hospitalario de Ourense (Chuou), está vivo pero en estado grave.

El agente de la Guardia Civil acudió al centro en torno a las 8,40 horas de este martes y solicitó hablar con su esposa. Seguidamente, acudió donde ella se encontraba y se pegó un tiro en la cabeza.

Fuentes del 061 indican que fue justo en ese momento cuando desde la residencia se pusieron en contacto con este servicio para solicitar asistencia sanitaria. Hasta el lugar se desplazó una ambulancia medicalizada para trasladar al hombre hasta el Chuou.

COMPARTIR: