TRAS UNA RESTAURACIÓN DE DIEZ AÑOS

Reabre la iglesia del Santo Cristo de Valdepeñas 36 años después de cerrar al público

La delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, ha destacado este viernes en Valdepeñas la suma de valores religioso, patrimonial y educativo que hay detrás de la reapertura al culto de la iglesia del Cristo, tras un largo proceso de restauración de más de una década.

Olmedo, que ha asistido al primero de los actos para celebrar esta reinauguración, ha recordado que, además de la rehabilitación de un lugar de culto y de un inmueble de gran valor patrimonial para valdepeñeros y visitantes, las obras en la iglesia del Cristo han tenido también un importante aspecto formativo, ya que la primera actuación en el edificio la llevaron a cabo los alumnos de una escuela-taller que restauró la fachada en 1995.

La representante del Gobierno regional ha apuntado que a estos valores hay que unir que la rehabilitación de la iglesia del Cristo es fruto de la colaboración institucional, de la sociedad civil valdepeñera -cuyas aportaciones han sufragado las obras de restauración- y de la participación de empresas como Iberdrola, que ha subvencionado la iluminación interior del templo a través de su fundación.

El alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, ha resaltado la importancia de recuperar un templo que guarda numerosos recuerdos para los valdepeñeros, incluido él, que hizo allí su primera comunión.

Y ha lamentado que no hubiera existido una mayor sensibilidad en los años 60 para conservar y no destruir el patrimonio de las ciudades.

La Iglesia Parroquial del Santo Cristo de la Misericordia fue edificada en el paraje conocido popularmente como "lugar de en medio de San Andrés" y se inauguró el 15 de noviembre de 1611.

Cuenta con la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) desde 1982, siendo su estilo arquitectónico el que predominó en el siglo XVI: cruz latina, con crucero único y cúpula central; exteriormente alterna el ladrillo de tejar o tosco, con paños de mortero decorando los muros de mampuesto ordinario.

Cerrada al culto público en 1984

Fue cerrada al culto público el 8 de abril de 1984, con lo que su deterioro se fue incrementado año tras año.

Los primeros trabajos se iniciaron en 1995 con la restauración de la fachada a través de una Escuela Taller para, posteriormente, en 2011, a propuesta de la parroquia y su recién llegado actual párroco, se inició el proyecto para la restauración de la cubierta, chapitel, construcción de sacristía, anexos y excavación en el antiguo cementerio y restauración interior de paredes, yeserías e instalaciones de calefacción e iluminación bajo la dirección del Estudio de Arquitectura Alia-Coronado.

Para ello, el consistorio suscribió un convenio con la parroquia del Cristo para financiar al 50 % las obras, que, unidos a los 556.000 euros aportados por los feligreses, ponen en valor este templo histórico y popular en la ciudad que cuenta con una iglesia del siglo XVII y con una del siglo XX, que es la que se encontraba en uso.

Por su parte, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) se sumó al proyecto con cargo a los créditos del Programa de Rehabilitación Arquitectónica del Departamento de Arquitectura y Vivienda y, actuando como órgano de contratación, ha aportado 323.476 euros.

Los trabajos se han completado con el diseño y ejecución de la iluminación del interior ejecutada por la Fundación Iberdrola, con una aportación de 50.000 euros, que aúna los criterios de belleza estética con los de eficiencia energética.

Compartir