CENTRO NACIONAL DE MICROBIOLOGÍA

Estudian si la ameba 'comecerebros' continúa en la piscina toledana donde se infectó una niña el año pasado

Imagen de archivo
Imagen de archivo

El Centro Nacional de Microbiología, de Majadahonda (Madrid), está realizando análisis de muestras de la piscina de Torrijos (Toledo), cerrada de forma cautelar, y ha comunicado que están creciendo formas en fases muy jóvenes muy compatibles con que sea naegleria, de la que hay varias familias y solo una es patógena, pero que todavía se tardará al menos esta semana en determinar si se trata de la naegleria fowleri, la ameba "comecerebros" que el año pasado infectó a una niña.

El director general de Salud Pública, Manuel Tordera, ha explicado a Efe que, desde que hace un año resultó infectada una niña por naegleria fowleri, la piscina cubierta se limpió y desinfectó y, desde que volvió a abrir, se toman muestras y se hacen controles de forma regular, por lo que ahora, al haberse detectado la presencia de algún agente que podría ser patógeno, se ha recomendado el cierre cautelar.

Tordera ha señalado que los análisis tardan "no menos de una semana", ya que hay que hacer el estudio genético y tipificar bien qué tipo de naegleria es y, aunque lo más problable es que sea la fowleri, hay que estar seguros.

Se está investigando por qué podría estar creciendo la ameba en esa piscina, en la que "el control de cloro y temperatura ha sido correcto todo el tiempo", por lo que se sospecha que pueda haber "algún recoveco donde se ha acantonado".

Ha recordado que el Ayuntamiento de Torrijos invirtió más de 100.000 euros en limpiar la piscina y acondicionarla, pero "puede haber quedado algún recodo donde esté acantonada y haya vuelto a salir", por lo que ahora hay que revisar otra vez todos los tubos y conductos e instalaciones a ver si se encuentra.

Esta es una piscina, ha comentado el director general de Salud Pública, que se vigila más por el caso que hubo el año pasado.

Tordera ha explicado que estas amebas se llaman de vida libre porque están muy extendidas en aguas dulces , se pueden encontrar en los fondos de cualquier masa de agua dulce.

Si los resultados de los análisis determinaran que se trata de la naegleria fowleri habría que volver a vaciar la piscina, limpiar bien todo y desinfectar.

Es un patógeneno de muy baja contagiosidad y en el mundo hay muy pocos casos descritos, ha manifestado el director general de Salud Pública, quien ha añadido que, por ejemplo en Estados Unidos, en 15 años se han descrito alrededor de 200 casos, que también se han dado en Paquistán o en Australia.

Provoca una meningoencefalitis grave y el contagio se produce por vía nasal habitualmente, en las inmersiones bajo el agua, cuando el agente patógeno llega al nervio olfatorio y a través de él puede llegar al cerebro y provocar la meningoencefalitis.

En España se ha descrito solo un caso, el de la niña de Torrijos del año pasado, que se recuperó.

Tordera ha indicado que habrá que esperar por lo menos esta semana para conocer los resultados de los análisis del Centro Nacional de Microbiología.

COMPARTIR: