SE HA INTERCEPTADO UN CAMIÓN CARGADO DE MARIHUANA

Siete detenidos por exportar droga desde la nave de un polígono de Toledo a otros países

La Guardia Civil de Seseña (Toledo) ha detenido a siete personas que integraban una organización criminal que exportaba droga desde España a países del centro de Europa, en una operación en la que ha interceptado en Irún (San Sebastián) un camión que transportaba 263 kilos de marihuana.

Según ha informado este miércoles en una nota de prensa la Guardia Civil, la operación 'Boreal' se inició a raíz de las investigaciones para esclarecer las actividades que se desarrollaban en una nave industrial ubicada en un polígono de Borox (Toledo), en la que trabajaban personas que tenían antecedentes por hechos similares a los investigados.

Los investigadores determinaron que podían estar dedicándose a la preparación y transporte de droga hacia países europeos, por lo que se solicitó ayuda a la Guardia Civil de San Sebastián, que interceptó un camión sospechoso de transportar droga cuando se encontraba en Irún.

Los agentes encontraron 263 kilos de marihuanas ocultos en el interior del camión, por lo que procedieron a la detención de su conductor, un hombre de 38 años, que fue puesto a disposición de un juzgado de Irún.

Detenidos en Borox, junto a la nave

La operación prosiguió con la detención de otras dos personas, de 47 y 35 años de edad, junto a la nave de Borox que estaba siendo investigada, ambos con antecedentes por policiales por delitos de pertenencia a organización criminal y tráfico de drogas, a los que se considera los autores intelectuales de la creación de la organización dedicada a traficar con drogas desde Toledo.

Después, se procedió a la entrada y registro de la nave, en la que se encontraron dos vehículos en cuyo interior se hallaron pruebas de la manipulación de la droga, bolsas con restos de sustancia estupefaciente, materiales aislantes, así como herramientas para la preparación de los vehículos de transporte.

Los agentes de Seseña procedieron a la detención de otras tres personas que estaban en el interior de la nave, de entre 33 y 59 años de edad, por considerarlos colaboradores y encubridores, ya que facilitaban el transporte de la droga y eran los encargados de acondicionar los vehículos para el posterior transporte.

Como finalización de la operación, la Guardia Civil detuvo a otro de los sospechosos, considerado también como cabecilla de la organización. Estos seis detenidos han sido puestos a disposición de un juzgado de Illescas (Toledo) como presuntos autores de los delitos de pertenencia a organización criminal.

La organización se dedicaba a exportar marihuana a países del centro de Europa desde España y utilizaba la nave de Borox como centro neurálgico de preparación de los vehículos y prensado de la droga, para su posterior transporte y comercialización.

Compartir
Update CMP