OPERACIÓN DE LA GUARDIA CIVIL

Tres chinos y dos marroquíes detenidos por un robo con extrema violencia en Illescas (Toledo)

Dos agentes de la Guardia Civil con uno de los detenidos Dos agentes de la Guardia Civil con uno de los detenidos

La Guardia Civil, en el marco de la Operación MOCHI-TO, ha detenido a cinco hombres con edades comprendidas entre los 22 y los 50 años de edad por pertenencia a grupo criminal, dos de ellos como autores materiales de un delito de robo con violencia e intimidación, delito de lesiones y tenencia ilícita, mientras que los otros tres son los autores intelectuales de estos hechos.

En nota de prensa, la Guardia Civil ha indicado que el pasado mes de abril el Equipo de Policía Judicial de Illescas abrió una Operación MOCHI-TO, a raíz de un delito de robo con violencia e intimidación cometido en una vivienda ubicada en la urbanización El Señorío de esa localidad.

Dos hombres embozados y portando armas de fuego, saltaron la valla perimetral de la propiedad y forzaron la ventana del salón, donde agredieron con saña a las dos personas de origen chino que vivían allí. Una de las víctimas logró huir y dar aviso a la Guardia Civil de Illescas, que logró interceptar el vehículo de los delincuentes y detener a uno de ellos cuando huían a pie.

El equipo Policía Judicial de la Guardia Civil de Illescas realizó una minuciosa inspección ocular en la vivienda asaltada y en el vehículo abandonado por los delincuentes, logrando también recuperar una de las armas utilizadas en un parque cercano al lugar del suceso.

Con estas gestiones los investigadores lograron la identidad del segundo delincuente, procediendo a su detención en la localidad de Parla, donde se ocultaba en un inmueble ocupado ilegalmente.

Actuación por encargo

La continuación de esta investigación, determinó que estos dos detenidos, ambos de nacionalidad marroquí, habían recibido este "encargo" por parte de otras personas de la misma nacionalidad que las víctimas, las cuales habían observado desde un vehículo estacionado en las proximidades como se llevaba a cabo el asalto.

La Guardia Civil también confirmó que estas personas estaban coaccionando y amenazando a una de las víctimas para que retirara la denuncia y así se parara la investigación abierta, constatando que el móvil del robo era el económico.

La Guardia Civil montó un dispositivo de vigilancia y procedió a la detención de tres hombres de nacionalidad china de 20, 27 y 50 años, cuando trasladaban a su víctima en un vehículo para que retirara la denuncia.

En esta operación, la Guardia Civil ha detenido a cinco hombres por pertenencia a grupo criminal, dos de ellos por un delito robo con violencia e intimidación, delito de lesiones y tenencia ilícita de armas, y a otros tres como autores intelectuales de un delito de robo con violencia e intimidación y obstrucción a la justicia.

Para el desarrollo de la Operación MOCHI-TO, el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Illescas ha contado en la colaboración de otras Unidades de este Cuerpo como las Áreas de Investigación de Illescas, Valmojado y Seseña y Seguridad Ciudadana de Illescas.

Los cinco detenidos han sido puestos a disposición de los distintos Juzgados de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Illescas.

Compartir
Update CMP