EN PERDIGUERAS

Aguas de Alcázar volvió a reparar esta semana, in extremis, una complicada avería

Aguas de Alcázar reparó el pasado martes una complicada avería en la red General que abastece de agua a la ciudad desde Perdigueras, concretamente en el Camino Guerra, tras 14 horas de trabajo continuado. 

Tras una primera valoración de la avería realizada en la tarde del lunes, se determinó que para poder acometer la reparación con las máximas garantías había que programar los trabajos. Se trataba de una fuga que había que reparar de manera urgente, pero aguantaba temporalmente el paso de agua a los depósitos y permitió planificar la reparación para el martes a las 7.00h, para contar desde el primer momento con los equipos y todos los medios necesarios, y con los depósitos al máximo de su capacidad, que proporcionan reservas para cubrir entre 14 y 15 horas de demanda en verano.

Esa es la máxima autonomía de los depósitos, con la que se puede contar en los casos de intervenciones planificadas, pero no así cuando se producen averías, que pueden suceder con los depósitos con un nivel inferior de reservas y, por tanto, menos tiempo para actuar. 

La avería resultó de extrema complejidad, ya que se encontraba en una pieza artesanal de calderería de 30 años de antigüedad, y en muy mal estado, que a su vez va anclada a tuberías de fibrocemento. Esta pieza había que desmontarla y repararla en una calderería, algo muy laborioso.

De hecho, el mismo artesano está fabricando ya otra igual para sustituirla en otra actuación planificada. Su posterior colocación también fue muy delicada, y los trabajos se prolongaron hasta las nueve de la noche con los depósitos ya bajo mínimos. En los trabajos de reparación, que se desarrollaron bajo un calor intenso, participaron una máquina retroexcavadora, un camión grúa y un grupo de doce técnicos y operarios de Aguas de Alcázar, mientras, se controlaban en remoto y en tiempo real, las reservas del depósito de San Isidro, que continuaba abasteciendo al municipio. 

Esta es ya la séptima avería importante que ha sufrido la red de Perdigueras este año. En todas esas ocasiones las reparaciones se finalizaron al límite de superar la autonomía de los depósitos y, por tanto, con riesgo de incurrir en un desabastecimiento de agua a la población. 

Varias han sido las claves que han evitado el desabastecimiento en todas estas averías: el nuevo sistema de telecontrol instalado, que informa en tiempo real de cualquier desequilibrio hidráulico, que lanza una alarma que avisa de cualquier anomalía en la tubería general y que permite ahorrar un tiempo vital a la hora de abordar las reparaciones; las nuevas válvulas de corte y desagües instalados, que en caso de avería o cualquier actuación, permiten reducir los tiempos de intervención en tres horas al poder acotar la zona de la incidencia y desaguar y cargar más rápidamente.

Además, de manera preventiva, se realizó la renovación de todas las ventosas del tramo más crítico por unas de última generación, ya que su buen funcionamiento es necesario para evitar roturas debidas a sobrepresiones. 

Además, en el tramo de impulsión que discurre desde el rebombeo hasta el depósito de San Isidro se han realizado mejoras: se ha retirado la válvula de retención de doble clapeta DN-400 de la impulsión, instalándose ventosas nuevas antiariete; se ha instalado una ventosa en el colector de impulsión del rebombeo; en el sitio más alto del mismo, se instaló una válvula de alivio, anticipadora del golpe de ariete a la salida del rebombeo, para limitar las sobrepresiones derivadas de un eventual golpe de agua que pueden provocar roturas. 

Situación de la tubería de Perdigueras 

Como ya ha informado Aguas de Alcázar en otras ocasiones, la tubería de Perdigueras ha llegado al final de su vida útil, Además, el trazado de la tubería de 23 kilómetros de longitud, discurre en muchos kilómetros por propiedades privadas, alguna de ellas valladas, y por terrenos inaccesibles a vehículos. 

Además es importante poner de manifiesto la problemática que presenta el material de la misma (fibrocemento) con 30 años de antigüedad, o las piezas artesanales con las que cuenta, también al final de su vida útil, que obligan a realizar actuaciones complejas.  

El problema es tan acuciante, que incluso un tramo de la conducción discurre por una zona inundable y en el caso de producirse una rotura, estando la zona inundada, provocaría el desabastecimiento de Alcázar de San Juan por un periodo indeterminado. 

Ante esta situación, Aguas de Alcázar ha venido estudiando la diversa problemática de la red y ha presentado propuestas y valoraciones para la solución del abastecimiento al municipio, para poder contar con una nueva arteria de abastecimiento realizada con materiales y piezas actuales y estandarizadas. 

Agradecimiento a los profesionales de Aguas de Alcázar

Aguas de Alcázar ha hecho un reconocimiento a los profesionales del servicio por su profesionalidad y compromiso con el servicio público esencial que prestan, "que están redoblando su esfuerzo y capacidad de trabajo para que los alcazareños reciban el mejor servicio".

Compartir
Update CMP