16 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

DEFIENDE LA INCLUSIÓN DE LOS RIBEREÑOS EN LA COMISIÓN DE EXPLOTACIÓN

El PP castellano-manchego se desmarca por primera vez de Génova en materia de agua

Pablo Casado (i) y Paco Núñez (d), presidentes nacional y regional del PP, en una imagen de archivo
Pablo Casado (i) y Paco Núñez (d), presidentes nacional y regional del PP, en una imagen de archivo

El PP de Castilla-La Mancha se ha desmarcado de la Proposición no de Ley (PNL) registrada por el Grupo Parlamentario Popular (GPP) en el Congreso de los Diputados por la que solicitan no incluir a los municipios ribereños en la Comisión de Explotación del trasvase Tajo-Segura, al asegurar que "todos los colectivos, incluidos los municipios ribereños, deberían estar representados en dicha comisión".

Así lo ha confirmado a preguntas de los medios el vicesecretario de Comunicación del PP de la región, Santiago Serrano, quien ha asegurado este miércoles durante su visita al polígono industrial de Torrehierro de Talavera de la Reina (Toledo) que el PP de la región siempre ha estado "en la defensa de los intereses de Castilla-La Mancha en materia de agua", por lo que ha defendido la "coherencia" de su partido que "desde el minuto uno" ha pedido que todos los colectivos estén representados.

Serrano ha vuelto a ofrecer al presidente de la región, Emiliano García-Page, un Pacto Regional por el Agua, en el que "todos los colectivos estén representados" y para que, a su juicio, desde una posición blindada desde Castilla-La Mancha puedan acudir "a un Pacto Nacional por el Agua que es imprescindible para poder tener una política sobre agua que dé garantías de desarrollo".

Al respecto, ha recordado que ya el presidente del PP regional, Paco Núñez, planteó a García-Page en una reunión en el Palacio de Fuensalida impulsar un Pacto Regional por el Agua a través de una Mesa regional en la que estuviesen todos los colectivos y sectores afectados por los recursos hídricos de la región. Un ofrecimiento, ha dicho, que "no obtuvo ninguna respuesta".

De igual manera, ha insistido en que desde el PP de la región reclaman que todos los colectivos estén representados en ese Pacto por el Agua, también los municipios ribereños, entre los que Serrano incluye los de toda la cuenca incluso Aranjuez, Toledo y Talavera, además de empresarios, ayuntamientos a través de la FEMP, regantes, organizaciones agrícolas y agentes sociales. "Hay que facilitar que todo el que tenga algo que decir en materia de agua pueda hacerlo en ese Pacto Nacional por el Agua, que es absolutamente fundamental para solucionar el problema del agua del país y tener una posición coherente con todas las oportunidades de desarrollo y necesidades de agua", ha señalado.

Por otra parte, Serrano ha destacado la importancia de que los ayuntamientos estén representados para garantizar la prioridad de la cuenca cedente y los caudales mínimos de las sentencias del tribunal Supremo, pero de igual manera ha defendido que las decisiones que se adopten en materia de agua "tengan carácter técnico" y que no se pierda el horizonte de que dichas decisiones deben ser tomadas de la mano de los expertos. "Las decisiones no deben ser solo de las confederaciones, de las distintas instituciones, de los regantes u organizaciones agrícolas, para de esa manera no contaminar con un debate político una decisión de proveer de recursos a todo el país", ha indicado.

De su lado, la vicesecretaria general y portavoz del PSOE de Castilla-La Mancha, Cristina Maestre, ha pedido al Partido Popular regional que haga un bloque "territorial y regionalista", que esté "pegado a los intereses de los ciudadanos" de la Comunidad Autónoma "por encima de sus siglas", desmarcándose de la dirección nacional del partido. Por ello, ha abogado por estar "todos unidos" en la región, ya que cualquier división "solo perjudica" a Castilla-La Mancha.

Maestre también ha valorado la "firme voluntad" del Gobierno de España para impulsar una nueva política del agua que "tiene que ver" con las reivindicaciones que se hacen desde la región. Por ello, ha asegurado que la sociedad y las instituciones se tendrán que poner a trabajar para llevar a cabo nuevos planes de cuenca que cumplan con las normativas europeas, nacionales y con las sentencias de los tribunales para que se preserve el estado del río.

Ciudadanos lamenta la "guerra de mentiras"

Por su parte, el secretario de Organización de Cs y presidente del Grupo Parlamentario en las Cortes, Alejandro Ruiz, ha defendido que la Asociación de Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía esté presente en la Comisión de Explotación del trasvase Tajo-Segura, al tiempo que ha considerado que el trasvase "tiene fecha de caducidad". En rueda de prensa, ha considerado que en todo caso "hoy por hoy no se puede hacer otra cosa" que trasvasar, ya que el sistema está "enfrascado" en una infraestructura "del siglo XX", y ni al PP ni al PSOE "se les ha encendido la bombilla" para buscar otra solución.

 

Ha criticado que PP y PSOE estén "otra vez inmersos en otra guerra de mentiras donde vuelven a mentir". "Ahora el PP parece el adalid de los pueblos ribereños cuando han estado abandonados por el Gobierno de Cospedal. En Cs estamos aburridos de que se use el agua como una pelea de ambos partidos", ha añadido.

Según ha dicho, "hay circunstancias técnicas que posibilitan que el trasvase sea del pasado", como las desaladoras, que en el Levante no han desarrollado "todo su potencial".

"Ciudadanos no va estar en el postureo. Esto es una cuestión nacional, estamos de acuerdo en estar con PP y PSOE, pero no en estar en la piedra arrojadiza entre ambos. Que se deje de hablar del trasvase, de nuevas tecnologías, eficiencia, inversión, cosas de las que no se han hablado en 40 años", ha insistido.

A preguntas de los medios sobre la postura de su formación en Murcia, Ruiz ha asegurado que están "en lo mismo" que ellos. "Sólo tienen que ver nuestro programa nacional, aceptado por Murcia y Castilla-La Mancha, estamos en esa línea. La línea de Cs no es atacar, sino mirar al futuro. Estamos en la misma línea --de acabar con el trasvase--, pero esto no se acaba de la noche a la mañana", ha enfatizado.

COMPARTIR: